Saltar al contenido principal

La justicia libanesa prohíbe a Carlos Ghosn salir del país

4 min
Anuncios

Beirut (AFP)

La justicia libanesa prohibió el jueves al exmagnate del automóvil Carlos Ghosn abandonar el país, tras ser interrogado por la fiscalía general en el marco de una orden de arresto de Interpol a pedido de Japón, cuya justicia reclama su regreso.

"La fiscalía general adoptó una decisión que prohíbe a Carlos Ghosn viajar y pidió su expediente" judicial a Japón, donde el expresidente de Renault y Nissan fue inculpado de malversación financiera, indicó una fuente judicial a la AFP.

Líbano, que ha señalado que no tiene acuerdo de extradición con Japón, anunció la semana pasada que recibió una orden de detención de Interpol contra el empresario, de 65 años.

"En función del contenido del expediente (judicial de Japón), si se da el caso de que los crímenes de los que está acusado en Japón imponen acciones judiciales en Líbano, será juzgado", precisó a la AFP una segunda fuente judicial. "Si no se impone ninguna acción judicial en virtud de la legislación libanesa, estará entonces libre".

Ghosn, con nacionalidad francesa, libanesa y brasileña, es objeto de cuatro acusaciones en Japón.

Mientras estaba a la espera de ser juzgado en el archipiélago nipón, el exmagnate llegó a Líbano tras una rocambolesca huida a fines de diciembre, rompiendo la prohibición formal de abandonar el territorio japonés, donde estaba en libertad bajo fianza desde abril.

El miércoles, Ghosn dio una rueda de prensa en la capital libanesa en la que criticó duramente el sistema judicial japonés y justificó su fuga.

- "Fuga injustificable" -

Tokio, tras haber tardado en condenar oficialmente esta huida, reaccionó rápidamente tras el "espectáculo" mediático organizado en Beirut.

"Quiero que se enfrente realmente a la justicia japonesa. Pero huyó, incluso cuando no estaba encerrado y podía ver a sus abogados libremente. Esa actitud es indescriptible", señaló la ministra de Justicia japonesa, Masako Mori, en una rueda de prensa el jueves.

"En cualquier caso, su fuga es injustificable", continuó.

"Si el acusado Ghosn tiene algo que decir sobre su caso penal, debe presentar sus argumentos abiertamente en un tribunal japonés y aportar pruebas concretas", afirmó la ministra.

Mori añadió que esperaba "sinceramente" que Ghosn "haga todo lo posible para defender su punto de vista en un proceso penal justo en Japón, y que venga a hacerlo en un tribunal japonés".

Los fiscales japoneses también fustigaron las declaraciones de Ghosn en un comunicado publicado justo después de su acalorada comparecencia de dos horas y media ante la prensa mundial.

En la rueda de prensa, Ghosn denunció la "colusión por todas partes" entre Nissan y la fiscalía japonesa, sobre todo respecto a su arresto, y aseguró ser víctima de "un montaje" urdido justo cuando se disponía hacer que la alianza entre Renault y Nissan fuera "irreversible" y negó que quisiera organizar una "fusión" pura y dura.

El exmagnate también criticó que la prensa se "había limitado a publicar filtraciones de los investigadores, sin nada de crítica o análisis".

- "Lleno de rencor" -

Los medios japoneses, algunos de los cuales fueron excluidos de la conferencia de prensa, reaccionaron el jueves a estos comentarios.

"No hay nada nuevo en sus declaraciones, ningún elemento concreto convincente, es más bien un monólogo emocional", resumió un periodista en la cadena pública NHK.

"Ghosn era un empresario excepcional, de eso no hay duda, pero en este tipo de espectáculo, aparece lleno de rencor y le faltan argumentos sólidos en los que fundamentar su defensa", comentó Hisao Inoue, periodista que sigue el caso desde el principio.

Varios responsables de Nissan coincidieron en estas críticas.

"No tengo tiempo para perder con alguien que interpreta un drama escrito por él mismo después de haber huido de un país violando la ley", dijo a la cadena de televisión NTV Masakazu Toyoda, un administrador exterior del grupo automovilístico.

"Si el contenido de la rueda de prensa se limita a esto, la habría podido hacer desde Japón", afirmó con ironía el ex director general de Nissan Hiroto Saikawa, quien también tuvo que abandonar su cargo en septiembre al verse implicado en otro caso de retribuciones indebidas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.