Saltar al contenido principal

Amnistía acusa al régimen sirio y a Rusia de "crímenes de guerra" en Siria

3 min
Anuncios

Beirut (AFP)

Amnistía Internacional acusó este lunes al régimen sirio y a Rusia, su aliado, de "crímenes de guerra", después de documentar 18 ataques cometidos el año pasado contra colegios y centros médicos del noroeste de Siria.

Esta región, donde se encuentra la provincia de Idlib, el último gran bastión yihadista y rebelde del país en guerra, disfruta de un precario alto el fuego desde el comienzo de marzo, después de meses de una ofensiva sangrienta del régimen, respaldada por la aviación de Moscú.

La operación, que fue relanzada en diciembre, estuvo acompañada de ataques aéreos casi diarios y ha causado casi un millón de desplazados, según la ONU, así como casi 500 muertos civiles, apunta el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Entre el 5 de mayo de 2019 y el 25 de febrero de 2020, Amnistía Internacional afirma haber documentado 18 ataques contra instalaciones médicas y colegios cometidos por las fuerzas de Bashar al Asad o las rusas.

"Las pruebas demuestran que, globalmente, los ataques documentados de las fuerzas gubernamentales sirias y rusas implican una miríada de violaciones graves del derecho humanitario internacional", señala Amnistía.

"Estas violaciones equivalen a crímenes de guerra", añade la organización con sede en Londres.

La oenegé acusa al régimen y a Rusia de haber "dirigido deliberadamente los ataques contra civiles e infraestructuras civiles, como hospitales y colegios".

La mayoría de los ataques, tanto contra Idlib como contra territorios insurgentes de las provincias vecinas de Alepo o Hama, tuvieron lugar en enero y febrero de 2020, precisó Amnistía.

La oenegé cita bombardeos aéreos rusos cerca de un hospital de la ciudad de Ariha el 29 de enero que destruyeron al menos dos edificios residenciales y mataron a 11 civiles.

Amnistía acusa al régimen de haber atacado una escuela de la ciudad de Idlib el 25 de febrero con municiones de racimo - prohibidas por el derecho internacional - y matado a tres personas.

"La última ofensiva ha perpetuado un patrón abominable de ataques generalizados y sistemáticos, cuyo objetivo es aterrorizar a la población civil", lamenta la directora regional de Amnistía, Heba Morayef, citada en un comunicado.

"Rusia ha seguido proporcionando un apoyo militar inestimable (al régimen), sobre todo llevando a cabo directamente ataques aéreos ilegales" y esto "facilita" los "crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos por el ejército sirio", sostiene.

La región de Idlib alberga a tres millones de civiles, la mitad de los cuales ya han sido desplazados de otras regiones reconquistadas por el régimen.

La guerra en Siria, que comenzó en 2011 con la represión de las protestas prodemocracia, ha causado más de 380.000 muertos y millones de desplazados.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.