Saltar al contenido principal

Miles de palestinos atrapados en el exterior por la covid-19 sueñan con volver a casa

3 min
Anuncios

Jerusalén (AFP)

Más de 6.000 palestinos, la mayoría estudiantes, atrapados en el extranjero desde hace meses a causa del nuevo coronavirus, todavía no han podido regresar a casa, víctimas también de la política de Israel.

"He intentado encontrar un vuelo para regresar a Palestina, pero me han dicho que me quede donde estoy", dice Acil Bader, que en enero se instaló en Toscana (Italia) con una beca para estudiar en la Universidad de Florencia.

Pero unas semanas más tarde, Italia decretó el confinamiento para luchar contra la propagación del coronavirus y, desde entonces, la estudiante de 26 años trata de regresar a su Cisjordania natal. "Es muy duro psicológicamente", reconoce.

"Somos quizá el único gobierno en el mundo que no puede repatriar a sus propios estudiantes", lamentó esta semana el primer ministro palestino, Mohammed Shtayyeh.

La Autoridad Palestina es un gobierno sin Estado. "No tenemos aeropuerto, no tenemos aviones no controlamos nuestras fronteras", criticó el primer ministro.

Como Acil, los habitantes de Cisjordania, territorio ocupado por Israel desde 1967, pasan generalmente por Jordania para regresar a su casa, para evitar tener que pedir permiso de tránsito a las autoridades israelíes para aterrizar en el aeropuerto Ben Gourion de Tel-Aviv.

Pero debido a la crisis sanitaria, la frontera con Jordania está cerrada. Y la frontera de Cisjordania está controlada por Israel.

Contactado por la AFP, el Cogat, el organismo israelí encargado de las operaciones civiles en los Territorios Palestinos, no ha informado de cuándo facilitará la entrada de los palestinos.

En Gaza, territorio palestino separado de Cisjordania y controlado por los islamistas de Hamas, unas 1.500 personas fueron autorizadas en mayo a regresar por la terminal de Rafah, que separa el enclave de Egipto.

Un pequeño número de personas ha podido transitar por Israel pero sin aeropuerto en los Territorios Palestinos, el regreso de las personas atrapadas en el extranjero parece difícil por el momento.

"Está claro que el ministerio de Relaciones Exteriores no ha logrado coordinar nuestra evacuación", critica Taghreed Darwish, de 35 años. Esta militante de los derechos de la mujer se fue de Gaza en febrero con sus dos hijas para visitar a su marido que estudia en Glasgow, Escocia.

Taghreed ha perdido su trabajo, un golpe si cabe más duro ya que de ella depende su familia en Gaza donde el desempleo afecta al 50% de la población, según el Banco Mundial. "No sé lo que nos espera", dice amarga.

- "¡Llévennos a casa!" -

Palestinos han creado una página en Facebook - "Llévennos a casa" - para apoyarse mutuamente "ya que el sistema nos ha abandonado", explica Zaid Shuaibi, de 31 años, implicado en el proyecto.

El joven, originario de Ramala, en Cisjordania, está atrapado en Johannesbourgo después de haber ido a Sudáfrica para una formación de dos meses que fue anulada por el coronavirus.

Como Acil en Italia, Zaid está albergado gratuitamente, pero numerosos palestinos no han tenido esta suerte.

"Muchas personas sufren realmente" y cita el ejemplo de compatriotas que han perdido su trabajo en el Golfo cuando se propagó el coronavirus.

En Ramala, Ahmed al-Deek, un responsable del ministerio palestino de Relaciones Exteriores, asegura que se ha hecho todo para que los palestinos que lo desean puedan regresar a casa.

"Estamos preparando el regreso de 1.600 palestinos agrupados en Egipto y que van a ser enviados a Jordania y regresar por el paso con Cisjordania", explicó a la AFP sin dar otras precisiones.

Los líderes palestinos, que tratan de impedir la intención del Estado hebreo de anexar rápidamente regiones enteras de Cisjordania, repiten que han congelado la cooperación con Israel que controla este paso fronterizo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.