Saltar al contenido principal

La producción industrial de Brasil repunta 7% en mayo, sin compensar pérdidas

3 min
Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

La producción industrial de Brasil tuvo un repunte de 7% en mayo respecto a abril, insuficiente sin embargo para compensar las estrepitosas caídas de los dos meses anteriores debido a la pandemia de coronavirus, informaron este jueves fuentes oficiales.

En comparación con mayo de 2019, la producción industrial de la mayor economía latinoamericana registró un retroceso de 21,9%, precisó el instituto de estadísticas IBGE.

De enero a mayo, el índice retrocedió 11,2% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

"La expansión de 7% en mayo de 2020 (...) apenas eliminó una pequeña parte de la caída de 26,3% acumulada entre marzo y abril de 2020", explicó el IBGE.

"A partir de los últimos diez días de marzo, varias plantas industriales cerraron" a causa de las medidas de confinamiento "y en abril algunas permanecieron prácticamente sin producción, culminando el peor resultado de la industria en la serie histórica" (-18,8% mensual), explicó el responsable del informe, André Macedo.

Entonces el repunte de mayo "se debe principalmente a una base de comparación muy baja. Incluso con el desempeño positivo, el nivel de la industria se encuentra un 34,1% por debajo de su nivel récord, alcanzado en mayo de 2011", agregó.

Brasil está retomando progresivamente las actividades económicas, pese a que la pandemia de coronavirus sigue provocando un número elevado de contagios y muertes diarias. El jueves, el número total de decesos se elevó a 60.632, un cuarto de ellos (15.032) en el estado de Sao Paulo, el corazón industrial del país.

El repunte de mayo respecto a abril se dio en todas las categorías, con un aumento de 28,7% en la producción de bienes de capital y de 92,5% en la de bienes duraderos.

Pero en la comparación interanual, todas siguen hundidas, empezando precisamente por las dos categorías citadas: -39,4% en la producción de bienes de capital y -69,7% en bienes duraderos.

Lo mismo ocurre en los sectores productivos.

La producción de automóviles, remolques y carrocerías, que prácticamente se había paralizado en marzo y abril, tuvo en mayo un incremento mensual de 244,4%, pero aun así permanece un 72,8% por debajo de su nivel de febrero y marca un retroceso de 74,5% respecto a mayo de 2019.

La crisis provocará este año la peor contracción anual de la economía brasileña, estimada en 9,1% por el Fondo Monetario Internacional.

En el trimestre marzo-mayo, destruyó 7,8 millones de puestos de trabajo y las personas en busca de un empleo llegaban a 12,7 millones.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.