Saltar al contenido principal

Yoshihide Suga, un nuevo primer ministro japonés símbolo de continuidad

El recién elegido líder del Partido Liberal Democrático de Japón, Yoshihide Suga (centro), es aplaudido después de haber sido elegido primer ministro de Japón por la Cámara Baja del Parlamento en Tokio el 16 de septiembre de 2020
El recién elegido líder del Partido Liberal Democrático de Japón, Yoshihide Suga (centro), es aplaudido después de haber sido elegido primer ministro de Japón por la Cámara Baja del Parlamento en Tokio el 16 de septiembre de 2020 AFP
3 min
Anuncios

Tokio (AFP)

Yoshihide Suga, electo este miércoles por el parlamento como nuevo primer ministro de Japón, es un hijo de agricultor considerado impenetrable pero encarna la experiencia, el pragmatismo y la continuidad política para suceder a Shinzo Abe, de quien era un fiel lugarteniente.

Desde el anuncio a fines de agosto de la renuncia de Abe por razones de salud, la mayoría de las principales facciones del Partido Liberal Demócrata (PLD) se volcaron por Suga, un veterano político de 71 años.

Suga contaba con el perfil ideal para lograr consenso en su partido: "Ha sido siempre una suerte de solitario silencioso dentro del PLD, capaz de llevarse bien con casi todo el mundo, sin demostrar una ambición personal o convicciones políticas fuertes", según Yongwook Ryu, profesor auxiliar de la Lee Kuan Yew School of Public Policy de Singapur experto en Asia del Este.

Suga sirvió y asesoró fielmente a Abe durante años. En particular tuvo un papel decisivo en su regreso al poder en 2012, tras el fracaso de su primer mandato como primer ministro en 2006-2007.

Abe lo recompensó nombrándole secretario general del gobierno, un puesto estratégico.

Suga asumió el papel de coordinador de políticas entre los ministerios y las numerosas agencias estatales y se ganó una reputación de buen estratega.

- Trabajos ocasionales -

Suga abogó entre otros para facilitar el trabajo de los extranjeros en Japón, un país que necesita mano de obra. También promovió un sistema de crédito fiscal para apoyar a las regiones rurales así como la reducción de tarifas de los operadores de telefonía móvil.

Al tiempo que actuaba como portavoz del gobierno, Suga se convirtió en el rostro de la administración de Abe pero sin ser muy locuaz.

Sus orígenes rurales que siempre evoca en sus discursos son una excepción dentro del PLD, dominado por herederos de grandes familias políticas.

Hijo de un agricultor de fresas y de una maestra de la región de Akita (norte), Suga financió sus estudios en Tokio realizando trabajos ocasionales, en una fábrica de cartón o en un mercado de pescado de la capital, según su web oficial.

Estudió derecho y enseguida se dedicó a la política, primero como asistente parlamentario de un político de Yokohama. A los 28 años fue elegido miembro del consejo municipal de esta ciudad, cercana a Tokio. En 1996 obtuvo un escaño como diputado por Yokohama, que todavía ocupa.

- Sobriedad -

Suga, casado y padre de tres hijos, se mantuvo hasta ahora muy discreto sobre su vida privada y se sabe que le gusta pescar y pasear y que no bebe alcohol.

Su imagen pública, más bien discreta, se reforzó el año pasado cuando dio a conocer el nombre de la nueva era imperial de Japón ante todo el país. Desde entonces se le conoce afectuosamente como "tío Reiwa".

Los desafíos que le esperan son inmensos, desde la gestión del coronavirus hasta la recuperación económica del país, que ha caído en una profunda recesión, pasando por las relaciones diplomáticas a menudo tortuosas de Japón con sus vecinos chinos y surcoreanos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.