Saltar al contenido principal

Jacinda Ardern a prueba de crisis en Nueva Zelanda

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, en campaña electoral en Wellington el 13 de octubre de 2020
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, en campaña electoral en Wellington el 13 de octubre de 2020 AFP
4 min
Anuncios

Wellington (AFP)

Jacinda Ardern asumió su cargo de primera ministra en 2017 haciendo la apología del pensamiento "positivo", actitud que le resultó muy útil durante su primer mandato, marcado por una serie de crisis sin precedentes en Nueva Zelanda.

La líder laborista, reelegida el sábado, tuvo que lidiar con el peor ataque terrorista en el archipiélago, una erupción volcánica mortal, la recesión más grave en más de 30 años y el desafío histórico de la pandemia.

También dio a luz a su primer hijo, convirtiéndose en un símbolo del progresismo de centro-izquierda en un mundo dominado por las figuras masculinas populistas.

En marzo de 2019 Ardern demostró sus cualidades, cuando un supremacista blanco mató fríamente a 51 fieles en dos mezquitas de Christchurch (sur).

Adern reaccionó a la matanza con una mezcla de compasión, solidaridad y dolor compartido al consolar a las víctimas. Pero también se destacó por la respuesta política, abogando por el control de armas y la necesidad de incitar a las redes sociales a actuar contra los contenidos extremistas, lo que le valió alabanzas en el extranjero.

Durante la campaña, su partido aprovechó plenamente sus éxitos en la otra prueba de su mandato, la pandemia, que causó la muerte de 25 personas en el archipiélago de cinco millones de habitantes.

Al presentar los comicios como "las elecciones covid-19", la líder de Nueva Zelanda insistió en que su partido era el único capaz de garantizar la seguridad de los neozelandeses, gracias a una estrategia que implica el estricto control de las fronteras y amplias campañas de detección.

Se espera que los laboristas obtengan la mayoría absoluta al término de las elecciones legislativas, un resultado que ningún partido consiguió desde la reforma electoral de 1996.

- Jacindamanía -

Nacida en 1980 en Hamilton, al sur de Auckland, Ardern cuenta que forjó sus convicciones de izquierda al contacto con la pobreza que vio en Nueva Zelanda.

Hija de un policía, fue educada en la fe mormona, a la que renunció en los años 2000 debido a las posiciones de esta iglesia sobre la homosexualidad.

Se interesó muy pronto en la política y entró en las organizaciones juveniles laboristas. Después de estudiar comunicación, trabajó para la primera ministra Helen Clark, y luego en Londres para Tony Blair.

Electa en la Cámara de Representantes en 2008, y siempre reelegida desde entonces, Ardern se convirtió en marzo de 2017 en jefa adjunta del Partido Laborista.

Toma la dirección de la oposición al dimitir su predecesor Andrew Little a principios de agosto de 2017, menos de dos meses antes de las elecciones, cuando los laboristas solo contaban con 23% de las intenciones de voto.

Acompañada de una impresionante ola de simpatía llamada "Jacindamanía" por los medios de comunicación, basó sus campaña en la promesa de un "cambio" de generación después de nueve años de reinado de la centroderecha, y ofreció a los laboristas una victoria inesperada.

Un año más tarde, se convirtió en la segunda primera ministra del mundo -después de la pakistaní Benazir Bhutto en 1990- en dar a luz durante su mandato.

Meses más tarde, asistió a la asamblea general de las Naciones Unidas con su pareja, Clarke Gayford, que se ocupa de su bebé, una imagen en forma de manifiesto por la igualdad entre hombres y mujeres, una de sus luchas.

Por lo demás, su militancia a favor de la lucha contra el cambio climático la marcó con el sello "anti-Trump".

En el plano interno, sin embargo, su voluntad de reforma se vio muy a menudo obstaculizada por Winston Peters, jefe del partido populista New Zealand First y socio antinatural de la coalición gubernamental.

Un obstáculo que debería eliminarse en su segundo mandato, gracias a su aplastante mayoría parlamentaria.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.