Saltar al contenido principal
Marruecos

El Rey de Marruecos anuncia reformas para convertir al país en monarquía constitucional

El Rey Mohamed VI presidió el Consejo de Ministros en Rabat para discutir la reforma constitucional.
El Rey Mohamed VI presidió el Consejo de Ministros en Rabat para discutir la reforma constitucional. Reuters
Texto por: Trina Erebrie
3 min

El rey Mohamed VI, anunció este viernes en un discurso a la nación, los lineamientos de la nueva Constitución, en la que cede poderes al gobierno pero mantiene el control exclusivo en los campos militares y religiosos. Un proyecto de reforma que tiene por objetivo “consolidar los pilares de una monarquía constitucional, democrática, parlamentaria y social”, aseguró el monarca, y que será sometido a referéndum el 1 de julio.

Anuncios

Según el proyecto de reforma de la Carta Magna, el rey seguirá siendo un actor importante del poder ejecutivo, ya que presidirá el Consejo de Ministros, en el que se determinaran los grandes lineamientos del Estado. El texto prevé que el rey deberá elegir al primer ministro, que se llamará presidente del Gobierno, y “que será designado en el seno del partido que gane las elecciones a la Cámara de Representantes”. Los poderes del presidente del gobierno serán reforzados y tendrá, por ejemplo, la facultad de proponer y destituir a los miembros del gabinete, los altos funcionarios, los directores de empresas públicas y los embajadores. Hasta ahora el Rey de Marruecos podía elegir al primer ministro a su conveniencia.

De acuerdo con el borrador de la reforma de la Carta Magna , el rey mantendrá el control exclusivo en el plano militar y religioso. En ese sentido, el monarca dejará de ser considerado “sagrado” en la nueva Constitución, aunque mantendrá su liderazgo religioso como “Comandante de los Creyentes”, es decir, el jefe espiritual de los musulmanes. El “libre ejercicio del culto“ lo garantizará el monarca, según el discurso, que recuerda que el Islam es la religión del Estado.

En cuanto a los nombramientos en las Fuerzas Armadas, siguen siendo prerrogativa exclusiva y soberana del rey.

En su discurso a la nación, Mohamed VI también anunció que el poder judicial será “independiente respecto a los poderes ejecutivo y legislativo, lo que conforta la independencia de la justicia de la que somos garantes”,dijo, proponiendo inscribir en la Constitución la igualdad entre los hombres y las mujeres así como la protección de los derechos humanos reconocidos universalmente.

Otro de los aspectos importantes del proyecto de reforma es que además del árabe como idioma oficial se suma el idioma de los bereberes, la población con raíces judías y andaluzas.

La reforma de la Constitución, que data de hace 15 años, era esperada por todos los sectores de la sociedad marroquí, y prometida por Mohamed VI el pasado 9 de marzo, en respuesta a las manifestaciones que se llevaban a cabo en el reino desde el mes de febrero.

Los defensores de la reforma aseguran que Mohamed VI confirma con ella su voluntad de consolidar los pilares de una monarquía constitucional.

Para los críticos del proyecto, se trata de una iniciativa tardía, poco discutida por la sociedad y que sólo busca acallar las manifestaciones. Los jóvenes manifestantes del Movimiento 20 de febrero, que reclaman regularmente en protestas callejeras más democracia y menos corrupción.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.