Saltar al contenido principal
Burkina Faso

¿Quién manda en Burkina Faso?

El ejército toma las calles de Uagadugú, el 30 de octubre  2014, Uagadugú. AF/ Issouf Sanogo.
El ejército toma las calles de Uagadugú, el 30 de octubre 2014, Uagadugú. AF/ Issouf Sanogo.
Texto por: Florencia Valdés
3 min

El ejército tomó este jueves el poder en Burkina Faso tras una jornada de violencia desatada por el intento del presidente Blaise Compaoré de perpetuarse en el poder. Sin embargo, el mandatario, que lleva 27 años al frente del país, no tiene la intención de dimitir.

Anuncios

La confusión es total este jueves tras un día caótico. El jefe del Estado Mayor del ejército, Nabéré Honoré Traoré, anunció la creación de un órgano de transición. Órgano que asumirá el poder ejecutivo y legislativo (el presidente disolvió su gobierno horas antes) y que tiene el objetivo de volver al "orden constitucional" en un máximo de doce meses.

Un portavoz del ejército burkinés dialóga con manifestantes, 30 de octubre 2014. REUTERS/Joe Penney.
Un portavoz del ejército burkinés dialóga con manifestantes, 30 de octubre 2014. REUTERS/Joe Penney.

El todavía presidente Compaoré, que llegó al poder en 1987 con un golpe de Estado, declaró que entiende el mensaje de la población. Pero no habló de su posible dimisión. "Sigo estando disponible para abrir negociaciones", afirmó.

¿ El fin del reino Compaoré ?

Efectivamente el mensaje es claro. La población pide el fin del reino Compaoré, que acabará el próximo año su segundo quinquenio (2005-2015) tras haber efectuado dos septenios (1992-2005). Para la oposición, la renuncia del mandatario es fundamental para negociar.

Ayer, el Parlamento debía votar una controvertida reforma constitucional que le permitiría ser nuevamente candidato a sur reelección el año próximo. Lo que desencadenó una ola de protestas que llegaron a su apogeo este jueves. Flotaba como un perfume de “primavera negra burkinesa”, relataban periodistas.

Manifestantes tomaron las calles de Uagadugú para protestar contra el presidente Blaise Compaoré. REUTERS/Joe Penney.
Manifestantes tomaron las calles de Uagadugú para protestar contra el presidente Blaise Compaoré. REUTERS/Joe Penney.

"Una revolución troncada"

Pero más tarde la decepción era palpable. "Se trata de una revolución troncada", decía un oyente a Radio Francia Internacional. Los manifestantes denunciaron la toma del poder por parte del ejército y en particular el papel del jefe del Estado Mayor, Nabéré Honoré Traoré, que consideran afín al presidente.

El jueves por la tarde decenas de miles de manifestantes pidieron que asuma el poder Kouamé Lougué, exjefe del Estado Mayor y ministro de Defensa hasta su destitución en 2004. Este antiguo militar se reunió con altos cargos del ejército y con el Mogho Naba, el líder de los Mossi, la etnia mayoritaria en Burkina Faso y una figura muy respetada.

Según la oposición, los enfrentamientos con las fuerzas del orden dejaron un balance de 30 muertos y más de cien heridos. Pero por el momento sólo se ha podido confirmar cuatro muertos y seis heridos graves.

"Blaise debe renunciar”

Según el corresponsal de RFI, Frédéric Garat, esta mañana la tranquilidad regresaba a las calles de Uagadugú. Pero todos esperan un viernes, así como un fin de semana, muy caldeado. Para los jóvenes manifestantes y una gran parte de la oposición “Blaise debe renunciar”. A primeras horas de la mañana, la oposición pedía a la población que mantenga la presión y que continúen manifestando.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.