Saltar al contenido principal
Sudán

Sudán: Manifestantes piden al Ejército unirse a su movimiento de protesta

Manifestación multitudinaria en Jartum, Sudán, este 9 de abril de 2019.
Manifestación multitudinaria en Jartum, Sudán, este 9 de abril de 2019. Courtesy Sudan Congress Party/via REUTERS
Texto por: RFI
3 min

Miles de sudaneses manifiestan desde hace casi cuatro meses para reclamar la renuncia del presidente Omar al-Bashir, y en los últimos días, la movilización recobró fuerza. Este martes, pidieron al Ejército unirse a su movimiento.

Anuncios

Miles de sudaneses pidieron este 9 de abril al Ejército que se uniera a su movimiento de protesta, reunidos frente a su cuartel general por cuarto día consecutivo, en una concentración masiva y sin precedentes. Desafiando la prohibición de manifestar, acamparon una nueva noche frente al cuartel, que también sirve de residencia al presidente Omar al-Bashir.

Esta manifestación es un punto de inflexión desde el inicio del movimiento de protesta, hace casi cuatro meses, que exige la caída de Bashir, quien está a la cabeza del país desde un golpe de Estado en 1989.

Bajo el lema "libertad, libertad", los manifestantes llamaron a la institución militar, que no participó en la represión de las manifestaciones a diferencia de las fuerzas de seguridad, a apoyar su movimiento y a dialogar acerca de un "gobierno de transición" que sustituya al presidente Bashir. Las intenciones del Ejército siguen desconocidas.

Las fuerzas de seguridad del Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad y la policía antidisturbios dispararon gas lacrimógeno para tratar de desalojar a los manifestantes, reportaron testigos y un manifestante. Algunos aseguran que soldados quisieron repeler a las fuerzas de seguridad disparando al aire.

¿Hacia un gobierno de transición?

El lunes, el líder opositor Omar al-Digeir, jefe del Partido del Congreso sudanés, llamó al Ejército a "entablar un diálogo directo" con la Alianza para el Cambio y la Libertad, una unión de partidos y profesionales de la oposición sudanesa, "para facilitar un proceso pacífico que conduzca a la formación de un gobierno de transición".

"Las fuerzas armadas sudanesas entienden las razones de las manifestaciones y no están en contra de las demandas y aspiraciones de los ciudadanos, pero no dejarán que el país caiga en el caos", respondió el ministro de Defensa, el general Awad Ahmed Benawf, según el organismo oficial Suna.

Los organizadores de la protesta formaron un consejo para iniciar negociaciones con las fuerzas de seguridad y la comunidad internacional, con el objetivo de transferir el poder a un "gobierno de transición, fiel a los deseos de la revolución", dijo Digeir.

Al menos 38 muertos

Iniciadas en diciembre por la decisión del gobierno de triplicar el precio del pan, las manifestaciones se convirtieron rápidamente en una protesta contra el presidente Bashir. Al menos 38 manifestantes han fallecido desde el inicio de la protesta, según las autoridades.

La movilización había bajado hasta el sábado pasado, día del aniversario de la revuelta del 6 de abril de 1985 que derrocó el régimen del presidente Jaafar al-Nimeiri. Las manifestaciones de los últimos días han coincidido con cortes de electricidad en todo el país, que el Ministerio de Electricidad ha atribuido a un problema técnico.

Estados Unidos, Reino Unido y Noruega llamaron este martes a las autoridades sudanesas a responder a las demandas de los manifestantes "de manera seria y creíble", poniendo en marcha "un plan de transición política creíble".

Desde el comienzo de esta movilización, Bashir se ha negado a dimitir. Después de intentar reprimir la protesta por la fuerza, el 22 de febrero instituyó el estado de emergencia en todo el país.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.