Saltar al contenido principal
Egipto

Egipto: muere el exdictador Hosni Mubarak a los 91 años

Tras ser obligado a renunciar en 2011, el frágil estado de saludi de Marigayi Hosni Moubarak fue tema de especulación.
Tras ser obligado a renunciar en 2011, el frágil estado de saludi de Marigayi Hosni Moubarak fue tema de especulación. REUTERS/Mohamed Abd El Ghany/File Photo
Texto por: RFI
4 min

En el hospital militar de Galaa en el Cairo, falleció el exdictador egipcio Hosni Mubarak quien gobernó el país por tres décadas hasta que fue obligado a dejar el poder en 2011, tras el reclamo popular de la "primavera árabe". Controvertido personaje, considerado un héroe militar por algunos tras su participación en la guerra en Israel, acabó sus días tras haber cumplido una pena de tres años por corrupción.

Anuncios

Fue el cuñado de Hosni Mubarak, el general Mounir Thabet, quien informó de la muerte del rais (el líder egipcio), como era conocido el exdictador. Mubarak había permanecido internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital militar de Galaa tras una operación por un problema intestinal, según informó la televisión estatal del país.

Pese a ser un hombre de origen modesto, Hosni Mubarak tuvo una carrera brillante bajo el paraguas del Ejército. Para él, la vida militar fue una especie de trampolín para lograr el éxito, primero en la Academia militar egipcia, luego en la Academia de la Fuerza Aérea. A partir de entonces los éxitos se suceden en su vida casi de manera ininterrumpida: en 1964, Mubarak lidera la delegación del Ejército egipcio en la Unión Soviética y se consagra como héroe en la guerra de Kipour, en 1973, un título que quedará grabado en la historia del país. Estos éxitos serán un préambulo para su llegada al Partido Nacional democrático donde se convierte en el número dos de la agrupación política y vicepresidente del país. 

La mano de hierro de Mubarak

Después del asesinato del presidente Anouar al-Sadate, Mubarak es elegido por el Consejo Mayor para sucederlo en el cargo. Con su llegada al poder, en 1981, se decreta el estado de emergencia que estará vigente hasta 2012

Hosni Mubarak se consagró como héroe nacional tras la guerra en Israel en 1973.
Hosni Mubarak se consagró como héroe nacional tras la guerra en Israel en 1973. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

Desde su llegada al poder Mubarak se convirtió en el líder absoluto del país, para ello contó con el apoyo económico y el respaldo nominal de Estados Unidos a lo largo de estas tres décadas, una recompensa indirecta por los tratados de Camp David, firmados en setiembre de 1978, en Estados Unidos, entre Israel y Egipto. Se calcula que desde 1980, Washington habría invertido unos 36 mil millones de dólares en las fuerzas armadas egipcias, como lo muestra una carta de la entonces embajadora norteamericana en El Cairo, Margaret Scobey, al general David Petraeus quien ocupaba el puesto de Comandante en jefe de las fuerzas norteamericanas en Medio Oriente. 

Seis intentos de homicidio

Los adversarios políticos intentaron asesinar al rais en seis oportunidades. Entre revueltas políticas o manifestaciones duramente reprimidas, y la multiplicación de atentados reivindicados o atribuidos a grupos islamistas, el régimen de Mubarak endurece su política aún más. Sin embargo, a partir de 2003 un cambio se produce en su forma de gobierno y Mubarak anuncia ciertas medidas de democratización política. De hecho, las elecciones legislativas de 2005 permitieron un avance de los Hermanos musulmanes, agrupación política prohibida pero tolerada que hoy cuenta con 88 diputados de un total de 454.

La apertura durará poco. Los Hermanos musulmanes no obtendrán ningún escaño en la primera vuelta de las elecciones legislativas de 2010 y en represalia boicotearán la segunda vuelta de estas elecciones, denunciando una mano fraudulenta. El Partido nacional democrático obtiene 85% de los votos ocasionando el hartazgo del pueblo.

El 25 de enero de 2011 será decretado el «día de la ira» por los opositores al régimen. Durante 18 días, las manifestaciones se multiplican en el país, mientras que la oposición demuestra su capacidad de movilización en la plaza Tahrir, en El Cairo. Los egipcios piden la salida de Hosni Mubarak, quien termina renunciando a sus funciones y huye con su familia a Sharm el-Sheikh.  Durante la revuelta egipcia, 850 personas murieron y miles resultaron heridas .

Entre cadena perpetua y absolución constantes

El 2 de junio de 2012, Hosni Mubarak fue condenado a cadena perpetua, pero el Tribunal de Casación anuló la sentencia por razones de procedimiento poco claras y ordenó un nuevo juicio del que también fue absuelto a finales de noviembre de 2014. De igual manera, en agosto de 2013, Mubarak había sido condenado a tres años de prisión por malversación de fondos públicos, proceso en el que también fue absuelto y puesto en libertad condicional a la espera de nuevos juicios. 

Hosni Mubarak en la Corte de Justicia de Egipto acompañado por su hijo en 2015.
Hosni Mubarak en la Corte de Justicia de Egipto acompañado por su hijo en 2015. AFP/File

En 2015, fue condenado a tres años de prisión junto a sus dos hijos, por malversación de 10 millones de euros de fondos públicos, pena que cumplió en régimen de prisión preventiva. Posteriormente, el 2 de marzo de 2017, fue absuelto definitivamente por los cargos de asesinato de 239 manifestantes.

Ante su muerte, la presidencia egipcia ha difundido un comunicado en el que lamenta la desaparición de Mubarak, considerado como "líder militar y héroe de guerra", y ofrece sus condolencias a la familia.

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.