Saltar al contenido principal
FAUNA

Cazadores furtivos matan a una jirafa blanca y su cría, sólo queda una en el mundo

La madre y su cría en Kenia.
La madre y su cría en Kenia. Caters News Agency/AFP/File
2 min

La única jirafa blanca hembra registrada en Kenia y su cría fueron abatidas por cazadores furtivos en una reserva en el este del país, informó una asociación local este martes. Estos animales extremadamente raros no han sido reportados en ningún otro país del mundo.

Anuncios

Los cuerpos de las dos jirafas, que tienen una piel blanca debido a una pigmentación extremadamente rara, fueron encontrados "en estado de esqueleto después de que hayan sido matadas por cazadores furtivos" en una reserva de Garissa, en el este de Kenia.

Después de su desaparición, sólo queda una jirafa blanca, un macho, cuya madre era la hembra abatida por los cazadores, señaló la asociación local Ishaqbini Hirola, que gestiona la reserva, en un comunicado.

"Somos la única comunidad en el mundo que está involucrada en la preservación de la jirafa blanca", dijo Mohammed Ahmednoor, el director de la asociación.

"Esta matanza es un golpe a las importantes medidas adoptadas por la comunidad para preservar las especies raras, y un llamamiento a la vigilancia para que se siga apoyando los esfuerzos de protección", estimó.

La jirafa blanca despertó un gran interés en 2017, cuando fue vista por primera vez en la reserva keniana y cuando dio a luz a dos crías, la última de las cuales nació en agosto de 2019.

Estas jirafas carecen de los colores propios de la especie debido a una condición genética conocida como leucismo, que hace que la pigmentación de las células de la piel sea menor, si bien no se trata de albinismo. También se encuentra en algunos tigres blancos.

Con la AFP

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.