Saltar al contenido principal
CORONAVIRUS AFRICA

Africa se lanza sobre la cloroquina como arma contra el coronavirus

Medicamento de cloroquina
Medicamento de cloroquina dr
Texto por: Carlos Herranz
2 min

Desde los hospitales senegaleses hasta las farmacias callejeras camerunesas, pasando por empresas farmacéuticas sudafricanas, África subsahariana, desarmada ante el coronavirus, se lanza sobre la cloroquina, un medicamento bien conocido por sus habitantes.

Anuncios

Ante los temores crecientes a la expansión del coronavirus, Africa desarmada por sistemas de salud frágiles en la mayoría de países, se lanza sobre lo que conoce, la cloroquina, un medicamento utilizado durante años para curar la malaria en el continente. Cuya eficacia, sin embargo, aún suscita divisiones en la comunidad científica. Si bien La OMS ha pedido cautela al continente africano, las autoridades de los distintos países no han tardado en lanzarse a la carrera. En Burkina Faso, Camerún y Sudáfrica, los gobiernos autorizaron rápidamente a los hospitales tratar a los enfermos con esta molécula. En Senegal, casi la mitad de los infectados han recibido la prescripción de hidroxicloroquina según han informado hospitales de Dakar a la agencia France Presse. Un entusiasmo compartido por el presidente del Congo, Félix Tshisekedi, quien declaró hace unos días que era urgente producir cloroquina en cantidades industriales.  Este tratamiento y sus derivados suscitan en el mundo la esperanza de muchos frente a la pandemia viral, especialmente en países cuyos sistemas de sanidad son frágiles.

Y este frenesí está llevando a miles de africanos a acudir en masa a farmacias de grandes ciudades como Abiyán en Costa del Marfil o Luanda en Angola para tratar de hacerse con el medicamento a título preventivo. En países como Marruecos el gobierno ha requisado todas las existencias y los expertos advierten de lo peligroso de la automedicación por miedo. Las sobredosis especialmente en cardiacos puede producir incluso la muerte. De hecho ya se han producido casos en este sentido. La semana pasada fueron hospitalizados dos intoxicados por cloroquina en Nigeria, una medicina que además suele circular con facilidad en el circuito ilegal e informal callejero. El gobierno camerunés publicó una nota en la que pide a los profesionales de la salud que no "cedan al ánimo de lucro" y que no "prescriban" el medicamento a título preventivo. En Libreville (Gabón) las colas frente a las farmacias también se alargan, explica a la agencia France Presse, Armelle Oyabi, presidenta de una asociación de personas con lupus, una enfermedad autoinmune que se trata con hidroxicloroquina.

Desde la publicación The Lancet varios científicos señalan la peligrosidad de que hasta ahora ningún ensayo clínico no esté previsto en Africa ni recoja las especialidades del continente 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.