Sahel

G5 Sahel: ¿qué papel juega Francia en lucha antiterrorista en África del oeste?

Miembro de la fuerza militar conjunta del G5 Sahel
Miembro de la fuerza militar conjunta del G5 Sahel © AFP-Sebastien Rieussec

En N'Djamena, Chad, se da inicio este lunes a una cumbre de suma importancia para los países africanos del G5 Sahel. Los presidentes de Malí, Níger, Chad, Burkina Faso y Mauritania se han dado cita para coordinar temas de seguridad en la región y en especial la lucha contra el terrorismo yihadista. El G5S, un grupo de cooperacion ante todo militar, tiene como padrino a Francia que ya ha enviado a la zona a más de 5.000 soldados. 

Anuncios

Coordinar operaciones militares, vigilar fronteras y reforzar la presencia militar en ciertos puntos del Sahel, la extensa banda de desierto que atraviesa gran parte de Africa del oeste, al sur del Sahara. Esas son las principales misiones del G5 Sahel.

Este lunes 15 de febrero los mandatarios maliense, nigerino, burkinés, mauritano y chadiano se reunen en N'Djamena, Chad para hacer un balance de lo logrado por este grupo institucional impulsado en 2014 con el apoyo de Francia, la potencia militar que más ha actuado en la región en la última década. El presidente Emmanuel Macron participará en la cumbre por videoconferencia.

Apoyar militarmente a los sahelianos

El G5 Sahel es ante todo una respuesta militar a los movimientos yihadistas que acechan en la región desde hace más de 8 años. Alrededor de 5.000 soldados africanos repartidos en 7 batallones componen la fuerza militar conjunta, y cuentan con el apoyo por otros 5.000 que París ha enviado en el marco de la operación "Barkhane". 

Tienen como misión erradicar la amenaza yihadista de la filial local del grupo Estado Islámico y de Al Qaida en el Maghreb Islámico (AQMI). Además ahora tienen como blanco una nueva alianza: el Grupo de apoyo al islam y a los musumanes (GSIM). Algunos cabecillas de estas organizaciones han sido neutralizados pero se cuestiona la real eficacia de la fuerza conjunta. Tan solo en 2019 el conflicto con los yihadistas cobró la vida a más de 4.000 personas. A la fecha han sido desplazadas 2 millones de personas. 

Supervisar el regreso de las instituciones políticas

Francia ha perdido a 50 soldados desde 2013 y ha manifestado querer repatriar a muchos. "Vamos a ajustar nuestros esfuerzos", dijo en enero Macron. Pero se considera que los militares sahelianos no están lo suficientemente entrenados o equipados para tomar el relevo de manera autónoma.

Se plantea ahora que la Unión Europea, hasta el momento principal fuente de financiación y logística del G5 Sahel pero no de soldados, complete con un contingente europeo compuesto por checos, estonianos y suecos. 

Francia además busca ejercer mayor presión a sus homólogos sahelianos, al considerar que no han obrado para restablecer las institucions políticas y democráticas en las zonas que poco a poco han retomado militarmente. Un año después de la última cumbre, en el sur de Francia, el ministro de Asuntos exteriores francés, Jean-Yves Le Drian dijo que, tras la "reacción militar", ya era hora de poner en la mesa "la reacción diplomática, política y de desarrollo".

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas