NIGERIA

Emoción por la liberación de las 279 niñas secuestradas en Nigeria

Las 279 adolescentes secuestradas el pasado viernes en su internado de Jangebe, al noroeste de Nigeria, fueron liberadas este 2 de marzo por la mañana.
Las 279 adolescentes secuestradas el pasado viernes en su internado de Jangebe, al noroeste de Nigeria, fueron liberadas este 2 de marzo por la mañana. REUTERS - AFOLABI SOTUNDE

Las 279 adolescentes secuestradas el viernes pasado en un internado de Jangebe, en el noroeste de Nigeria, fueron liberadas y se encontraban este 2 de marzo en la sede del gobierno del estado de Zamfara, donde se celebró una ceremonia en su honor.

Anuncios

Con nuestra corresponsal Gemma Parellada y la AFP.

El norte de Nigeria vivió con mucha emoción la liberación de las 279 niñas de Jangebe secuestradas el 26 de febrero pasado. Hay baile de cifras entre las 317 que se comunicaron en un primer momento y las 279 que han sido liberadas este martes, pero las autoridades aseguran que no queda ninguna en manos de los captores.

Las jóvenes, de entre 12 y 16 años, visiblemente cansadas, llegaron el martes por la mañana en varios minibuses a Gusau (capital de Zamfara). Las autoridades las reunieron en un auditorio y les entregaron ropa limpia y un hiyab de color celeste. Luego, en presencia de periodistas y fotógrafos, las muchachas se pusieron de pie para cantar el himno nacional nigeriano.

"Nos hicieron caminar durante horas", explicó, durante la ceremonia, Hafsat Umar Anka, una de las chicas secuestradas. "A algunas les dolían tanto las piernas que tuvimos que llevarlas". Las condiciones en las que fueron retenidas fueron totalmente atroces, prosiguió, y los secuestradores amenazaron con matarlas si intentaban escapar.

El presidente Muhammadu Buhari expresó su "inmensa alegría" tras la liberación de las chicas. "Me uno a las familias y al pueblo de Zamfara para recibir y celebrar el retorno de estas alumnas traumatizadas", dijo en un comunicado. Buhari ha prometido poner fin al conflicto que castiga al norte del país, pero la situación se deteriora cada día.

Violencia criminal

Hay mucha preocupación en Nigeria porque el rapto de las alumnas de Zamfara es el cuarto ataque contra escuelas en menos de tres meses en el noroeste del país, donde desde hace una década los grupos criminales, llamados "bandidos", multiplican los robos de ganado y practican los secuestros para pedir rescate.

Estas organizaciones criminales atraen cada vez a más jóvenes desempleados de estas regiones donde más del 80% de los habitantes vive en extrema pobreza. Algunos de estos grupos tienen cientos de combatientes, otros sólo unas decenas.

Esta violencia criminal causó desde 2011 la muerte de más de 8.000 personas y el desplazamiento de más de 200.000 personas, según un informe de International Crisis Group (ICG) publicado en mayo de 2020.

Las escuelas, nuevo blanco de los "bandidos"

Hasta ahora atacaban sobre todo en las carreteras y capturaban a figuras públicas o viajeros, pero desde diciembre pasado ha cambiado la tendencia: su nuevo objetivo son las escuelas, apresan a menores y las capturas son por centenares.

Las autoridades de Zamfara están acostumbradas a tratar con estos grupos, con los que desde hace más de un año negocian una amnistía a cambio de la entrega de sus armas.

Esta vez, el gobernador explicó que criminales "arrepentidos" habían servido de intermediarios en las negociaciones y desmintió haber pagado un rescate. Después de cada liberación, las autoridades niegan que hayan pagado rescate, pero los expertos en seguridad no lo creen y temen que estas prácticas fomenten los secuestros en estas regiones inseguras minadas por la extrema pobreza.

Este nuevo secuestro masivo reavivó el recuerdo del rapto de Chibok en 2014, cuando el grupo yihadista Boko Haram secuestró a 276 estudiantes, un hecho que suscitó la indignación mundial. Más de un centenar de las chicas siguen desparecidas y nadie sabe cuántas sobrevivieron.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas