República Democrática del Congo

Se detiene el río de lava del volcán Nyiragongo

Vista general del humo y llamas en la erupción volcánica del Nyiragongo desde la isla de Tchegera en el lago Kivu, cerca de Goma, en la República Democrática del Congo el 22 de mayo de 2021.
Vista general del humo y llamas en la erupción volcánica del Nyiragongo desde la isla de Tchegera en el lago Kivu, cerca de Goma, en la República Democrática del Congo el 22 de mayo de 2021. REUTERS - STRINGER

El río de lava que bajaba por las laderas del volcán Nyiragongo, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), se detuvo en las afueras de la ciudad de Goma, constató el domingo un camarógrafo de la AFP. El río se detuvo durante la noche y se inmovilizó en los suburbios del noreste de la ciudad aunque seguía emanando fuego y humo.   

Anuncios

El río de lava llegó a Goma, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), después de que el volcán Nyiragongo, en cuya base se extiende la ciudad, entrara en erupción de repente, provocando que los habitantes huyeran despavoridos.

"Además del río de lava hacia el noreste (Kibumba/Ruanda), otro río desciende sobre la ciudad", constató por la noche un alto cargo del Parque Nacional Virunga, donde se halla el volcán.

"Ahora ha llegado al aeropuerto y, lógicamente, descenderá hacia el lago" Kivu, añadió, diciendo que es una erupción "similar" a la de 2002.

La gran erupción anterior de Nyiragongo se remonta al 17 de enero de 2002. Causó la muerte de más de 100 personas, cubriendo de lava casi toda la parte este de Goma, incluida la mitad de la pista del aeropuerto.

Entonces la lava se fue derramando hacia la ciudad y desembocó en el lago Kivu.

El sábado por la noche circulaban imágenes impresionantes en las redes sociales, que no se han podido verificar de forma independiente. En ellas se veían casas en llamas, engullidas por la lava rojiza, en las afueras de Goma, sobre todo en el barrio de Buhene.

"Este río de lava sigue el recorrido del de 2002", declaró a la prensa Mahinda Kaserek, vulcanólogo del Observatorio de Gomaa.

El aeropuerto está situado en la periferia noreste de la ciudad, que se extiende entre la frontera ruandesa y las orillas del lago.

      - "Un cielo enrojecido" -

La erupción comenzó de súbito por la noche. Un resplandor rojizo se elevaba del cráter y un olor a azufre se extendía sobre Goma, una ciudad situada en el flanco sur del volcán, a orillas del lago Kivu.

Esta repentina actividad volcánica preocupó a la población pese a estar familiarizada con la furia del volcán. Desde la ciudad no se veían ríos de lava ni se sintió un temblor.

"El cielo se ha enrojecido. Hay un olor a azufre. A lo lejos se ven llamas gigantes que salen de la montaña", contó a la AFP un habitante.

En un mensaje grabado y difundido por las radios locales y las redes sociales, el gobernador militar de la provincia de Kivu del Norte, general Constant Ndima, "confirmó la erupción del volcán".

Rápidamente, el gobierno congoleño, que se reunió en consejo de crisis en Kinshasa, ordenó evacuar la ciudad.

El presidente congoleño, Félix Tshisekedi, anunció haber "decidido interrumpir su estancia en Europa para regresar este domingo con el fin de supervisar la coordinación de los servicios de rescate".

      - "A paso de tortuga" -

Se cortó la electricidad en gran parte de la ciudad y miles de habitantes, con frecuencia en familia, iban a pie, en moto o en coche hacia la frontera con Ruanda, que se encuentra muy cerca.

Una muchedumbre huía con colchones sobre la cabeza, paquetes y niños en brazos.

La población se encamina al puesto fronterizo con Ruanda, en la parte sur de la ciudad, o por la carretera del oeste hacia Sake, en la región congoleña de Masisi.

"Hay mucha gente en la carretera, muchos coches, huyen", contó a la AFP un vecino que llevaba a su familia en auto a la localidad de Sake, por la carretera de Masisi.

"Avanza a paso de tortuga, en tres o cuatro carriles. Los coches están llenos de efectos personales, colchones en los maleteros o sobre los techos", describió. "Hay niños, mujeres, ancianos que van andando y con la lluvia es complicado".

Durante la noche, miles de personas se habían refugiado en Ruanda, en la ciudad fronteriza de Rubavu (antes llamada Gisenyi), constató un camarógrafo de la AFP.

Las operaciones estaban bien organizadas, con una acogida en el estadio y en los colegios. Mucha gente dormía en el suelo a las afueras de la ciudad. "Las fronteras ruandesas están abiertas y la acogida de nuestros vecinos transcurre con calma", comentó en twitter el embajador de Ruanda en la República Democrática del Congo, Vincent Karega.

Goma cuenta con casi 600.000 habitantes en una provincia donde muchos grupos armados están presentes.

Durante la erupción de 2002 la mayoría de las víctimas eran enfermos, ancianos o personas indefensas abandonadas a su suerte en los barrios del norte de la ciudad. También se produjeron saqueos.

Goma alberga un gran contingente de cascos azules y muchos miembros del personal de la MONUSCO, la misión de la ONU en el país. También es la base de muchas oenegés y organizaciones internacionales.

Varios aviones despegaron por la noche para evacuar, según una fuente del aeropuerto.

La región de Goma, en la provincia de Kivu del Norte, vecina de Uganda, es un área de intensa actividad volcánica, con seis volcanes, entre ellos Nyiragongo y Nyamuragira, muy cercanos el uno del otro y de 3.470 y 3.058 metros respectivamente.

La erupción más mortífera de Nyiragongo, en 1977, provocó más de 600 muertos.

 En estos dos volcanes las erupciones son frecuentes pero "suaves", con coladas de lava que se derraman por sus flancos. Fue el caso de la de 2002.

En un informe del 10 de mayo, el Observatorio Vulcanológico de Goma pidió "vigilancia" porque "la actividad sísmica-volcánica en Nyiragongo" había "aumentado".

Con la AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas