Etiopía

Etiopía: La hambruna ataca la devastada región de Tigré y amenaza a los niños

Servicio de acogida para niños desnutridos, en el Hospital Público General de Adigrat, en la región de Tigré, Etiopía. Mayo de 2021.
Servicio de acogida para niños desnutridos, en el Hospital Público General de Adigrat, en la región de Tigré, Etiopía. Mayo de 2021. © RFI/ Sébastien Németh

La ONU da la alarma ante el avance de la desnutrición y de la hambruna en la región de Tigré, en el norte de Etiopía, espoleadas por el conflicto armado iniciado en noviembre de 2020. Más de 350.000 personas no tienen ya qué comer y 30.000 niños corren el riesgo de morir.

Anuncios

"Hay hambruna ahora en Tigré", dijo el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, subrayando que "todos los expertos con quienes hablas dicen que esto va a empeorar mucho".

Según Naciones Unidas, más del 90% de los más de cinco millones de habitantes de la región de Tigré necesitan ayuda alimentaria con urgencia, por lo que pidió movilizar rápidamente más de 200 millones de dólares para ayudas.

Este responsable humanitario aseguró que los datos más recientes muestran un porcentaje de gente en hambruna "más alto que en ninguna parte del mundo hasta la fecha, desde que un cuarto de millón de somalíes murieron por hambre en 2011".

Por su parte, la agencia de la ONU para los niños, Unicef, apunta al riesgo que esta hambruna representa para los menores de edad. "Sin acceso humanitario para aumentar nuestra ayuda, unos 30.000 niños que sufren una grave desnutrición en estas zonas muy poco accesibles corren un gran riesgo de morir", declaró James Elder, portavoz de Unicef.

Las organizaciones de ayuda internacional se quejan repetidamente de que las tropas etíopes y de la vecina Eritrea les impiden el acceso a la región de Tigré, envuelta en un conflicto armado. En noviembre el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, anunció una rápida operación militar contra las fuerzas del Frente de Liberación Popular de Tigré (TPLF),el partido de esa región que dominó Etiopía durante tres décadas. Más de medio año después, los combates continúan en la región de Tigré y siguen proliferando denuncias de abusos contra la población.

El primer ministro etíope, ganador del premio Nobel de la Paz en 2019, justificó la maniobra por los ataques contra bases militares federales por parte del Frente de Liberación del Pueblo de Tigré. Sin embargo, tanto el ejército etíope como el eritreo han recibido acusaciones de crímenes de guerra en Tigré.

Estados Unidos y la Unión Europea lanzaron el jueves un llamado conjunto a aumentar los esfuerzos internacionales para combatir esta hambruna emergente.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas