Saltar al contenido principal
Entrevista

Carlos Margotta: “Hay riesgos de que el plebiscito en Chile pueda verse abortado”

El presidente de la Comisión chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta junto al embajador francés de DDHH, François Croquette. París, 13 de marzo de 2020.
El presidente de la Comisión chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta junto al embajador francés de DDHH, François Croquette. París, 13 de marzo de 2020. © María Paz Santibáñez
Texto por: Aída Palau
8 min

La represión de las manifestaciones ha dejado desde el 18 de octubre, varios muertos y ya se han presentado cinco querellas por homicidio. Se han registrado 5.000 causas por violación a los derechos humanos, 38 de ellas formalizadas y aún hay 2.800 personas en las cárceles. Son datos que aporta Carlos Margotta, presidente de la Comisión chilena de Derechos Humanos que se reunió en París con el embajador de DDHH del presidente Emmanuel Macron para alertar sobre la violación de los derechos humanos en Chile a pesar de que la ONU emplazó al gobierno de Piñera a cesar la represión.

Anuncios

El representante para América del Sur del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos Jan Jarab afirma que el gobierno de Chile no ha seguido las recomendaciones que le hicieron hace tres meses para que se dejen de vulnerar los derechos de los ciudadanos. ¿Cuál es la situación?

El gobierno chileno desoye, no atiende al principal organismo que ha expresado las recomendaciones de cesar la represión, reestructurar la policía uniformada que enfrentan a los manifestantes y que usan excesivamente la fuerza. Particularmente respecto a esto, la ONU dice que la policía tiene que respetar los estándares internacionales sobre el uso de  la fuerza y todos los días tenemos nuevas víctimas muy graves, especialmente de trauma ocular.

¿Cómo explica el número tan alto de traumatismos oculares?

Yo soy abogado de Derechos Humanos desde la época de Pinochet. Esta tipología de violación de derechos humanos no existía. Existía el asesinato, desaparición forzada, tortura y detención arbitraria pero el trauma ocular no lo conocíamos. Claramente es una nueva forma de represión que corresponde a un patrón de conducta nuevo de parte de la policía y que obedece a la voluntad política de generar daño. De acuerdo a los protocolos que tienen los carabineros y los estándares internacionales se establece por ejemplo que el disparo de una bomba lacrimógena se tiene que hacer de forma oblicua hacia el suelo. Hemos visto el total incumplimiento de estos protocolos. Se usan las bombas lacrimógenas y también las balas y perdigones como armas letales contra el manifestante pacifico, solo así se ex plica.

¿Qué cifras manejan?

Las cifras a tres meses del informe de la ONU y de que el gobierno se hubiera comprometido a seguir las recomendaciones, resulta que solo fue un discurso. Lo reflejan las cifras. El 1 de enero existían 405 casos de trauma ocular, el 29 de febrero, esto es dos meses después, 445. 40 casos más. El gobierno sigue reprimiendo y está poniendo a Chile al margen de la comunidad internacional al desoír las recomendaciones de la ONU. Eso es muy grave. La comunidad internacional deberían tener una opinión. Lo esperamos de Europa para que Chile acate. Por otro lado, vemos con preocupación la actitud del gobierno de EEUU. A través de sus principales representantes para la región como Mike Pompeo que visitó chile hace unas semanas expresó que EEUU no iba a permitir que ese modelo de sociedad que ellos han promovido y propiciado en la región sea defenestrado por las movilizaciones en curso. Eso es muy peligroso. También queremos alertar a Europa sobre los graves riesgos que nosotros vemos sobre que el proceso constituyente pueda verse frustrado, abortado.

Pero el gobierno dijo que se hará el plebiscito, incluso hay fecha, el 26 de abril.

Se podría ver frustrado por alguna intervención del ejército a través del establecimiento de un estado de excepción que se encamine a terminar de una vez por todas con la movilización social que se desarrolla desde hace ya cinco meses. Cada  día surgen voces dentro de la coalición, de los partidos políticos que sustentan el gobierno que no existen condiciones para la realización de ese plebiscito porque señalan que existe una situación de violencia generalizada y una grave alteración del orden público. Hay un clima muy enrarecido y lo que nosotros hemos pedido a las autoridades políticas europeas es que hagan saber a las chilenas que están siguiendo muy de cerca la situación y que están interesados en que el proceso se desarrolle. Las fuerzas policiales hoy en día están resguardando marchas que realizan grupos de choque de la ultraderecha, neofascistas, que han salido con cascos, vestimenta miliar, con bates de béisbol a golpear a quienes se les oponen. Por las redes sociales han dicho que quieren recuperar las calles para los patriotas. Están en desacuerdo con el cambio constitucional.

¿Se trata de grupos nuevos?

La mayoría son nuevos y otros ya conocidos como Patria y libertad que es del tiempo que existía el gobierno de Salvador Allende.  Hay otros como Capitalismo revolucionario que por redes sociales señalan que van a salir a matar a todos aquellos opositores, usan esta terminología. Hay un clima enrarecido que incluso en el desplazamiento  de estas marchas de grupos ultraderechistas han sido custodiados por carabineros.

¿Cuál es el mensaje que ha lanzado en Europa y cuál ha sido la reacción de los políticos europeos?

Pedimos el cese de la represión, el cumplimiento de  las recomendaciones de los organismos internacionales de DDHH y que se garantice plenamente la realización del plebiscito para que así el pueblo de Chile pueda ejercer su derecho a la participación.  Los responsables con los que he hablado en Europa, como el embajador de Derechos Humanos del gobierno francés, François Croquette, me dicen que el plebiscito se tiene que desarrollar porque eso permitiría canalizar el descontento popular a través de un proceso donde el pueblo de Chile pueda establecer las reglas del juego de aquí para adelante.  

Han iniciado acciones penales contra el presidente Sebastián Piñera, ¿Cómo van los procesos judiciales?

De momento están en fase de investigación. Hay 200 casos y nosotros hemos dirigido 30 contra el presidente Piñera, contra del ministro de Interior y contra el director general de carabineros por crímenes contra  la humanidad que son una tipología de crímenes que están establecidos en el estatuto de Roma y que además en Chile están establecidos en nuestras leyes nacionales, específicamente en la ley 20.357 que tipifica estos crímenes. Hemos entablado querellas por  tortura y por mutilaciones, en este caso por la pérdida del globo ocular, es una mutilación. Esperamos que los tribunales actúen de forma autónoma e independiente, aunque tenemos serios reparos y si no obtenemos verdad y justicia recurriremos a las instancias internacionales porque tenemos un compromiso con las víctimas.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.