Saltar al contenido principal
Noticias de América

Pulso entre Bukele y pandillas detrás de permiso para "uso de fuerza letal"

Audio 02:33
Foto de la Secretaría de Prensa del Presidente Nayib Bukele, mostrando las operaciones de seguridad en las cárceles del país.
Foto de la Secretaría de Prensa del Presidente Nayib Bukele, mostrando las operaciones de seguridad en las cárceles del país. EL SALVADOR'S PRESIDENCY PRESS OFFICE / AFP
Por: Dánae Rivadeneyra
9 min

Las organizaciones de derechos humanos califican el anuncio del presidente salvadoreño Nayib Bukele como una amenaza para el estado de derecho y para los derechos humanos de los salvadoreños. La razón de estas radicales medidas radicaría en un enfrentamiento previo entre el gobierno de Bukele y las pandillas. Conversamos con Saul Baños, director de la FESPAD, la Fundacion de Estudios para la Aplicación del Derecho, para analizar los tuits del presidente salvadoreño: 

Anuncios

Un pulso entre el gobierno salvadoreño de Nayib Bukele y los líderes de las pandillas es lo que esconderían las radicales medidas anunciadas por el presidente salvadoreño

Organizaciones de derechos humanos como la FESPAD, la Fundacion de Estudios para la Aplicación del Derecho, ve en esta autorización al uso de la fuerza letal una demostración de poder ante las pandillas. Saul Baños, director de la FESPAD analiza los anuncios de Bukele y los peligros que estos encierran: 

Los miembros del Ejército no están preparados en materia de seguridad pública ni en materia de derechos humanos; también se tienen a los agentes de gatillo fácil, tenemos una historia reciente donde ha habido ejecuciones extrajudiciales. Con este anuncio del Presidente, los agentes podrían volverse más licenciosos para cometer ese tipo de actos y violaciones a los derechos humanos. 

Además, el tuit del Presidente Bukele señala que será el propio gobierno el que se encargará de la defensa legal de los miembros del Ejército o de la Policía que pudieran ser acusados de estos eventuales abusos, con lo que se estaría trastocando el orden institucional del país y el presidente Bukele estaría extralimitando sus funciones, según nos explica el director del FESPAD. 

La razón detrás del repentino aumento de violencia en El Salvador

 

Este enfrentamiento entre el gobierno y las pandillas llama la atención sobre todo después de la disminución de crímenes que vivía el país desde la llegada de Bukele al poder en junio del año pasado. Hasta antes del fin de semana y tras la orden de confinamiento para evitar los contagios por la pandemia del coronavirus, parecía que había incluso cierta coordinación entre pandillas y gobierno por el orden del país ¿qué sucedió entonces? 

 

Han circulado algunos videos en donde personas, aparentemente, miembros de pandillas han estado llevando víveres a las comunidades que viven en territorios manejados por estas pandillas, ¿de dónde sacan los insumos? Eso nos hace pensar que existe cierto nivel de coordinación con el gobierno. Sin embargo, es sumamente inusual de que el día viernes se tienen 23 homicidios y el día domingo, 16, pareciera ser que es un mensaje que pudieran estar lanzando las pandillas por algún acuerdo incumplido.

Tras el aumento repentino de muertes el fin de semana Bukele anunció también el estado de emergencia en las cárceles y la unificación carcelaria, es decir que los líderes de pandillas opuestas serían colocados en una misma celda. Esta medida lanzada en modo de amenaza -pues implicaría que estas bandas opuestas terminarían matándose- en la práctica no lo sería sino que por el contrario sería una bomba de tiempo que podría volverse contra el propio gobierno:

No es que va a ser un disuasivo sino que ese anuncio posiblemente podría generar más violencia. Ya se hizo en 2012. Hace un año también dijeron que iban a hacer la unión de privados de libertad pertenecientes a pandillas en los centros penales. Nosotros pensamos que ya estaba implementado. Tenemos conocimiento de que los líderes de pandillas también han dado ese salto, han hecho una tregua y ya se comunican entre ellos y ya tienen acuerdos comunes. Se podría esperar una respuesta no pacífica y por el contrario, más violenta de estos grupos pandilleriles. Es una medición de pulso. 

Una medición de pulso, una demostración de poder entre pandillas y gobierno que solo agravaría la situación del país. La Comision Interamericana de Derechos Humanos, la CIDH, asi como otras organizaciones han expresado su preocupación ante las medidas anunciadas por el presidente Bukele pues además de poner en riesgo los derechos humanos de la población amenazan el estado democrático social y de derecho del país. 

Michelle Bachelet se pronuncia al respecto

En este contexto, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos publicó una guía dirigida a los Estados sobre cómo aplicar las medidas de emergencia en el contexto de la COVID-19. Michelle Bachelet recuerda que las medidas excepcionales implantadas por los Gobiernos no pueden usarse para reprimir la disidencia o controlar a la población.

Hemos visto cómo numerosos Estados adoptaban medidas justificadas, razonables y provisionales. Pero también ha habido casos muy inquietantes, en que los gobiernos parecen haber usado la COVID-19 como pretexto para vulnerar los derechos humanos, limitar libertades fundamentales, reducir el espacio cívico y socavar el Estado de Derecho.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.