Saltar al contenido principal
Mundo Ciencia

América Latina tendrá muchos casos graves de la COVID-19 advierte OPS

Audio 12:31
Test del coronavirus en el norte de Guayaquil, Ecuador, 19 de abril de 2020
Test del coronavirus en el norte de Guayaquil, Ecuador, 19 de abril de 2020 AFP/File
Por: Asbel López
16 min

'La transmisión de la COVID-19 se sigue acelerando en América Latina', dice a RFI Jarbas Barbosa, Sub-director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En las próximas semanas la región 'va a tener muchos casos graves y se van a necesitar camas en terapia intensiva y ventiladores', agrega.  

Anuncios

"Reducir la velocidad de transmisión para que los servicios de salud no agoten su capacidad: ése es el principal objetivo hoy en América Latina" con respecto a la pandemia, advierte el doctor Jarbas Barbosa, Sub-director de la Organización Panamericana de la Salud. 

Al cabo de cuatro meses de la aparición de la COVID-19 en China, el funcionario de la OPS afirma que "la transmisión está creciendo en Brasil, Perú, Colombia, Ecuador", lo cual es "motivo de preocupación" para la organización con sede en Washington. 

"En las últimas dos semanas en América del Sur hemos constatado un aumento del número de casos, lo cual es un indicativo muy fuerte de que se acelera la transmisión", anota también en esta entrevista exclusiva a RFI. 

El funcionario de la OPS reitera su llamado a los ministerios de salud de los países de América Latina para que evalúen la situación y pongan en marcha una respuesta bien coordinada. 

Ésta consiste no sólo en ampliar la capacidad de los hospitales, sino también en buscar "la adhesión de la población a las medidas de distanciamiento social a través de medidas de compensación económica para que las personas puedan quedarse en sus casas". 

El Sub-director de la OPS también advierte que "la transmisión del coronavirus se sigue acelerando y en las próximas semanas vamos a tener en América Latina muchos casos y muchos casos graves que van a necesitar camas en terapia intensiva y ventiladores". 

El funcionario estima que América Latina tuvo “un poco de suerte” porque la transmisión del coronavirus comenzó con fuerza casi un mes después que en Europa. 

En general, los países latinoamericanos aprovecharon ese lapso para tomar medidas de distanciamiento social que disminuyeron la velocidad de transmisión y permitieron que los servicios de salud no experimentaran una ocupación crítica de las camas en terapia intensiva y los ventiladores, si bien han habido excepciones como en Guayaquil y algunas ciudades de Brasil. 

Pero el doctor Jarbas alerta sobre el hecho de que "estamos al principio de la transmisión comunitaria más fuerte en América Latina y ya sabemos muy bien que si se deja a la COVID-19 tener una transmisión natural, es decir, si no se toman medidas de distanciamiento social para combatirla, ningún sistema de salud en el mundo será capaz de proveer las camas en terapia intensiva y los ventiladores suficientes para enfrentarla".

Haití, riesgo de colapso del sistema sanitario

La OPS ha hecho un llamado particular a los donantes internacionales (Banco Mundial, FMI, etc.) y a los países en desarrollo sobre la situación crítica en Haití, donde "puede producirse un colapso del sistema de salud si empieza una fuerte transmisión comunitaria, lo que es un riesgo en las próximas semanas", anota Barbosa. 

"Desde el año pasado, ese país tiene una situación política crítica. Hay muchos problemas de gobernanza. Su sistema de salud, que tiene muchas fragilidades, afronta retos tremendos por las dificultades en el acceso a equipos médicos y medicamentos. El número de camas en terapia intensiva y de ventiladores es muy limitado", puntualiza el Sub-director de la OPS. 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.