Saltar al contenido principal
ECONOMÍA

Argentina: controvertida expropiación de empresa cerealera

'La intervención de Vicentin fue una decisión mía, no de Cristina Kirchner', dijo el presidente argentino Alberto Fernández.
'La intervención de Vicentin fue una decisión mía, no de Cristina Kirchner', dijo el presidente argentino Alberto Fernández. AFP
2 min

El gobierno argentino intervino este lunes al gigante agroexportador en bancarrota Vicentín y enviará al Congreso una ley para su expropiación, anunció el presidente Alberto Fernández.

Anuncios

Para el Gobierno, se trata de rescatar una empresa en concurso de acreedores, con deudas de 1.350 millones de dólares, cuya continuidad será un alivio para sus 4.000 empleados y los 3.000 agricultores que le aportan su producción.

Y, expropiada, Vicentín será una empresa testigo en un sector estratégico para la Argentina, la exportación de granos y sus derivados, principal fuente de divisas del país.

Por su parte, los dueños de Vicentín, las organizaciones representativas del agro y la oposición denuncian un peligroso proyecto de estatización que recuerda para ellos los peores momentos del kirchnerismo.

Más allá de esta polémica, el caso de Vicentín es peculiar ya que se encuentra en quiebra cuando las otras grandes agroexportadoras son muy competitivas. La empresa financió generosamente las campañas de Mauricio Macri a la vez que recibió generosos créditos de bancos públicos.

Sexta en el ranking de ventas del complejo agroindustrial, pero primera para harinas y aceite de soja, esta firma de origen familiar asociada a la suiza Glencore maneja un 20% de un negocio dominado por multinacionales que demoran a menudo la liquidación de sus exportaciones a la espera de una mayor devaluación del peso.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.