Saltar al contenido principal
Venezuela - Unión Europea

Maduro expulsa a la embajadora de la UE tras sanciones contra funcionarios venezolanos

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante un evento con la juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela en Caracas, Venezuela, el 22 de junio de 2020.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante un evento con la juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela en Caracas, Venezuela, el 22 de junio de 2020. via REUTERS - Handout .

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dio este lunes 72 horas a la jefa de la delegación diplomática de la Unión Europea en Caracas, Isabel Brilhante Pedrosa, para abandonar el país caribeño, luego de que el bloque anunciara sanciones contra 11 funcionarios venezolanos. La UE promete medidas de “reciprocidad”.

Anuncios

72 horas de plazo ha dado el gobernante Nicolás Maduro a la embajadora de la Unión Europea en Caracas para abandonar el país, luego de que el bloque de países sancionara a 11 funcionarios venezolanos por “socavar la democracia y el ejercicio de la ley”.

"¿Quiénes son ellos para tratar de imponerse con la amenaza?, ¿Quiénes son? ¡Ya basta!, por eso he decidido darle 72 horas a la embajadora de la Unión Europea para que abandone nuestro país y exigir respeto a la Unión Europea", dijo Maduro durante un acto en el palacio presidencial de Miraflores.

"Nos las arreglaremos en 72 horas (...). Se le presta un avión (a la embajadora) para que se vaya, pero vamos a ordenar nuestras cosas con la Unión Europea (...) ¡Ya basta! Si no nos quieren, que se vayan. Si no respetan a Venezuela, que se vayan", añadió Maduro, confrontado además por sanciones financieras del gobierno de Estados Unidos, que lo tilda de "dictador".

Respuesta debida y contundente había prometido el canciller venezolano Jorge Arreaza que habría por parte del gobierno de Nicolás Maduro a las sanciones que este lunes impuso la Unión Europea a 11 funcionarios públicos venezolanos, incluyendo diputados, el contralor nacional, un fiscal militar, el vicepresidente del Tribunal Supremo y el director del regulador de comunicaciones, Conatel.

Arreaza había ya calificado las medidas como "reminiscencias coloniales", pero en la tarde del lunes Nicolás Maduro fue más allá y anunció que la embajadora de la Unión Europea en Venezuela, Isabel Brilhante Pedrosa, tiene 72 horas para abandonar el país.

Según el gobernante chavista, la Unión Europea busca implementar sanciones contra todo aquel que se inscriba como candidato para las próximas elecciones parlamentarias, que ya la comunidad internacional ha advertido se preparan de manera ilegal.

Además, Maduro advirtió que pudiera tomar medidas también contra el embajador de España en Caracas, Jesús Silva, a quien acusó de ser "cómplice" de Leopoldo López, el líder opositor que se mantiene a resguardo en la residencia oficial española en la capital venezolana, y quien supuestamente habría organizado planes violentos contra Maduro desde ese lugar.

"Reciprocidad"

Por su parte, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, "condenó" este martes la expulsión de la embajadora de la Unión Europea (UE) en Venezuela decretada por Nicolás Maduro, y avanzó que tomarán medidas de "reciprocidad".

 "Condenamos y rechazamos la expulsión de nuestra embajadora en Caracas. Tomaremos las medidas necesarias habituales de reciprocidad", tuiteó Borrell, un día después que Maduro diera 72 horas para quitar el país a Isabel Brilhante Pedrosa.

 "Sólo una solución negociada entre venezolanos permitirá al país de salir de su profunda crisis", agregó el jefe de la diplomacia de la UE que, junto a países europeos y latinoamericanos, lleva a cabo esfuerzos para atender este fin.

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la UE, que impuso también un embargo de armas. En paralelo, el bloque busca aliviar la crisis humanitaria en el país y la crisis de refugiados en la región.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.