Saltar al contenido principal
Argentina

En el Día de la Independencia, argentinos protestan contra la ‘cuarentena eterna’

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, con una mascarilla con el mapa de las islas Malvinas en su residencia en Olivos, Buenos Aires, el 10 de junio de 2020
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, con una mascarilla con el mapa de las islas Malvinas en su residencia en Olivos, Buenos Aires, el 10 de junio de 2020 Prensa Presidencia de Argentina/AFP
Texto por: RFI
5 min

Las protestas del 9 de julio, día de la independencia de Argentina, ilustran la acelerada pérdida de capital político del presidente Alberto Fernández, a un día de completar siete meses de gobierno en los que casi cuatro fueron durante una cuarentena que parece no tener fin.

Anuncios

Marcio Resende, corresponsal de RFI en Buenos Aires

Si la adhesión es alta, miles de argentinos saldrán del aislamiento total para protestar contra la rigidez de un encierro que paraliza la economía y ya causa trastornos psicológicos en la población.

La manifestación, cuyo inicio está prevista a las 16.00 horas (hora local), fue convocada por las redes sociales por empresarios, pequeños empresarios, profesionales autónomos y trabajadores afectados por la cuarentena más larga del mundo, que en el área metropolitana de Buenos Aires, la más rica del país, tiene lugar bajo un sistema de confinamiento.

Los que protesten a pie, en coche o golpeando las cacerolas desde las ventanas pretenden dar un segundo grito simbólico de libertad en el Día de la Independencia. "Libertad", por cierto, es el lema de la movilización.

Los manifestantes también protestan contra lo que llaman "infectadura", una mezcla de infección y dictadura. El término parece exagerado, pero intenta explicar que Alberto Fernández gobierna por decreto, mientras que el Congreso no se reúne y la Justicia ha decidido permanecer en cuarentena.

Los argentinos están agotados

Según la última encuesta de Giacobbe & Asociados, el 49,6% de los argentinos está de acuerdo en extender hasta fin de mes la cuarentena prevista para el 17 de julio, mientras que el 38,6% se opone.

"Esos 38,6% son los que pueden rebelarse y no cumplir con las medidas de prevención, desobediencia que el gobierno teme. Pero incluso el 49,6% que está de acuerdo también dice que ya no puede cumplir con la cuarentena. La fase racional de la cuarentena ha terminado. Ahora los argentinos están agotados", dijo el analista político Jorge Giacobbe a RFI.

En este contexto, la pérdida de capital político del gobierno ha sido acelerada y constante. Las consecuencias de las medidas, después de casi cuatro meses de encierro, han hecho que el presidente argentino pierda prácticamente toda la popularidad que había acumulado gracias al buen desempeño de Argentina en el tema de la gestión sanitaria.

Imagen en caída libre

Después de 100 días de confinamiento, Argentina endureció la cuarentena y aceleró una tragedia social y económica.
Después de 100 días de confinamiento, Argentina endureció la cuarentena y aceleró una tragedia social y económica. AP - Natacha Pisarenko

La encuesta de Giacobbe & Asociados indica que el presidente perdió 25 de los 30 puntos que había acumulado cuando, el 20 de marzo, decidió implementar la cuarentena y apareció en el imaginario popular argentino como "un padre protector". La encuesta muestra que la palabra que ahora identifica más al presidente argentino es "mentiroso". "Es un vertiginoso proceso de desilusión", define el analista Jorge Giacobbe.

Alberto Fernández tiene ahora una imagen positiva del 43%, muy cercana al 40% con el que asumió el cargo en diciembre. El 67,8 por ciento en marzo quedó atrás cuando los argentinos tenían miedo y pedían a gritos medidas de protección de la salud. Y el proceso tendría otras dimensiones: económicas y psicológicas.

"El gobierno logró entender la primera demanda de la sociedad: la de la salud, que se sustentaba en el temor al coronavirus. Pero los gobernantes siempre quieren repetir el éxito con la misma fórmula. Cuando surgieron los otros problemas, la caída de la economía y la angustia de la parálisis económica, el gobierno rechazó esta cuestión. y estaba totalmente desconectado cuando surgió el agravante psicológico", señala Giacobbe.

Argentina se endurece mientras los vecinos se relajan

A pesar de mostrar resultados de la gestión de la crisis sanitaria que causaría envidia en países vecinos como Brasil, Chile y Perú, Argentina endurece las restricciones. El país tiene alrededor de 1.700 muertes en una población de 45 millones de habitantes. Alrededor del 59,7 por ciento de las UCI están ocupadas.

El gobierno argentino proyecta que si la curva de contagio llega a su punto máximo a finales de julio, las UCI colapsarán. Alberto Fernández mira a los países vecinos, Brasil, Perú y Chile, y no quiere esta realidad. Quiere que se le reconozca como el presidente que más vidas ha salvado en América Latina. "Desde un punto de vista económico, culpará al gobierno anterior y al coronavirus, al menos con el presentándose como quien ha salvado más vidas", dijo Giacobbe.

Por otro lado, la cuarentena es la única estrategia efectiva del gobierno. La Argentina no ha sido eficaz para testear masivamente, aislar o rastrear los contactos de los contagiosos. "Sólo el 8,2 % de los argentinos cree que la cuarentena terminará el 17 de julio. Casi el 92 por ciento cree que se extenderá, y de ellos, la mayoría estima que durará otros tres meses. es desesperante para la mayoría," dice Jorge Giacobbe.

La oposición y los que protestaron el 9 de julio acusan al gobierno de "estar enamorado de la cuarentena". Él niega y responde que "está enamorado de la vida". Cuando se le pregunta sobre la situación económica, el presidente argentino responde que "la economía se recupera, la vida de un ser querido no". Y cuando la pregunta es la angustia de los argentinos, Alberto Fernández minimiza: "La angustia es perder a un ser querido.

"Está enamorado del primer éxito de la salud. No quería cambiar su estrategia. Se ha convertido en rehén de su propio éxito", concluye el analista Jorge Giacobbe en una entrevista con RFI.

Los efectos secundarios

El bloqueo en el país se extiende al menos hasta el 17 de julio en el área metropolitana de Buenos Aires, responsable de la mitad del Producto Interno Bruto del país. Es la región de mayor consumo, responsable del 70% del PIB de Argentina.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.