Saltar al contenido principal
Noticias de América

En Honduras, el escándalo de corrupción que agrava la pandemia de Covid-19

Audio 02:28
Un guardia de seguridad toma la temperatura de una mujer mientras hace cola para entrar en un banco, en Tegucigalpa, Honduras, el 18 de junio de 2020.
Un guardia de seguridad toma la temperatura de una mujer mientras hace cola para entrar en un banco, en Tegucigalpa, Honduras, el 18 de junio de 2020. AP - Elmer Martinez
Por: Melissa Barra

Honduras sigue alertando sobre el colapso de sus hospitales por la pandemia de coronavirus y no va a poder contar con el millonario equipo de apoyo que había adquirido, tras destaparse en junio uno de los peores escándalos de corrupción de la era Juan Orlando Hernández.

Anuncios

Siete hospitales móviles de fabricación turca, comprados por Invest-H, la agencia de contratación del gobierno hondureño, iban a aliviar el sistema de gestión de la Covid-19 en el país centroamericano. Pero todo se echó a perder en junio cuando se reveló que los casi 50 millones de dólares desembolsados habían ido a parar en las cuentas de empresas e intermediarios fantasmas.

Cuatro meses después de dicha compra, un barco con cargamento turco llegó a Honduras. Pero “en este momento, tenemos las dos primeras estructuras, que debo decir con claridad y con franqueza, no se pueden denominar hospitales”, reacciona Gabriela Castellanos, la directora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), un organismo de control ciudadano que ha investigado hasta donde se extiende el fraude.

Sobrevaloración en la compra

“Hemos encontrado a lo interno de estos módulos equipo vencido, equipo usado, equipo maltratado, y después de revisar la documentación, el expediente completo que tiene más de 350 folios, nos estamos dando cuenta de que hay información que se ha trastocado. Hay documentos y facturas que no son las originales”, detalla Castellanos.

Pero además, agrega, “hay sobrevaloración en la compra de estos hospitales por más del 50%, entendiendo que los dos primeros hospitales tienen un costo de cinco millones de dólares, y ya han sido pagados por el gobierno de Honduras, por ciertos funcionarios, a más de 15 millones de dólares. En este momento debo decir que el Ministerio Público está investigando pero que todavía lamentablemente no tenemos los requerimientos fiscales para las personas y los funcionarios servidores públicos responsables de todo este desastre”.

A pesar del estado del equipo, el gobierno hondureño ordenó instalar estos puestos de salud. Las Fuerzas Armadas afirman que se está armando uno en San Pedro Sula, lo que desmiente Gabriela Castellanos: “Al momento de adquirir estos hospitales, también se adquirió la contratación de 10 especialistas para poder instalarlos. Hoy, a esta altura, no existe un solo consultor conocedor del tema para poder instalar y poder llevar a cabo su funcionalidad”.

 El CNA planea formalizar una denuncia la próxima semana ante el Ministerio Público.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.