Estados Unidos

SpaceX, ¿el fin del monopolio de los transbordadores rusos?

La cápsula de SpaceX tras su amerrizaje en las costas de Florida, el 2 de agosto de 2020.
La cápsula de SpaceX tras su amerrizaje en las costas de Florida, el 2 de agosto de 2020. © REUTERS - NASA

Los dos astronautas de la nave espacial de SpaceX regresaron con éxito a la Tierra, tras dos meses de misión en la Estación Espacial Internacional. Este evento marca un hito en el fin de la dependencia estadounidense a Rusia para acceder al espacio.

Anuncios

Las imágenes de la cápsula Crew Dragon Endeavour de SpaceX amerizando en las costas de Florida dieron la vuelta al mundo este domingo 2 de agosto. Es el primer viaje de una tripulación estadounidense en equipo estadounidense desde que la NASA cerró el programa de transbordador espacial en 2011.

En ese entonces la nave rusa Soyuz obtuvo el monopolio y se convirtió en el único ascensor para que los astronautas del mundo entero viajen a la Estación Espacial Internacional (ISS).

Escuche aquí al experto Jorge Núñez sobre la importancia de esta fase y la dificultad técnica para que la cápsula Crew Dragon regresara  a la tierra.

Jorge Núñez, científico en ciencias planetarias y astrobiología en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins

Con este éxito de la compañía privada SpaceX, los Estados Unidos inauguran una nueva era espacial, orgullosos de dejar de depender del equipo ruso y de los largos años de entrenamiento de sus astronautas en la ciudad de las Estrellas, un pequeño pueblo al norte de Moscú.

"El trampolín está listo"

En 2014, Dimitry Rogozin, director de Roscosmos, la agencia espacial rusa, había insinuado en un Tweet que si Washington quería enviar solo una tripulación a la Estación Internacional, que construyera un trampolín.

Seis años después, Elon Musk, el magnate detrás de SpaceX, declaró: "El trampolín está listo". 

Escuche aquí el programa Mundo Ciencia consagrado a SpaceX y su cápsula Crew Dragon.

Al perder este monopolio, Roscosmos podría también perder hasta 200 millones de dólares anuales, ya que cada asiento en el Soyuz se factura 80 millones. La agencia anunció que propondrá una rebaja del 30%.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas