Saltar al contenido principal
Argentina

La reestructuración de la deuda argentina, ‘una muy buena noticia’

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, saluda al ministro de Economía, Martín Guzmán, antes de asistir a una conferencia de prensa para dar detalles sobre el acuerdo de reestructuración de la deuda argentina, en el Palacio Presidencial de la Casa Rosada, en Buenos Aires
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, saluda al ministro de Economía, Martín Guzmán, antes de asistir a una conferencia de prensa para dar detalles sobre el acuerdo de reestructuración de la deuda argentina, en el Palacio Presidencial de la Casa Rosada, en Buenos Aires REUTERS - POOL

Argentina logró reestructurar 66.137 millones de deuda bajo legislación extranjera tras una negociación de más de cuatro meses, con lo cual queda fuera de la cesación de pagos. Para Martín Vauthier, Economista y Director Consultora EcoGo, se trata de una victoria por la postergación de los vencimientos de la deuda hasta 2024 y una reducción de los montos a pagar.

Anuncios

Buenos Aires consiguió reestructurar 66.137 millones de deuda bajo legislación extranjera con lo cual queda fuera de la cesación de pagos, se felicitó este lunes el ministro de Economía, Martín Guzmán.

"El 99% de la deuda bajo legislación extranjera ya ha quedado reestructurada. Hubo una adhesión (al canje propuesto por el gobierno) de 93,55%, que por las cláusulas de acción colectiva eleva a 99% la reestructuración", dijo Guzmán en referencia a las normas que hacen extensivo el canje a algunos acreedores que prefirieron no adherir al mecanismo.

RFI: ¿Qué análisis hace de la aceptación masiva de los acreedores de deuda argentina?

Martín Vauthier: Creo que es una muy buena noticia. Porque en un primer punto, lo que terminamos renegociando en este contexto fue una postergación en los pagos que recién empiezan a vencer en 2024. Y en un segundo punto, se van a emitir bonos que tiene un cupón de interés que es aproximadamente la mitad de lo que eran los bonos que estaban actualmente flotando en el mercado, con lo cual fue en cierto modo una renegociación similar a la que logró Ecuador, donde lo que se hizo no fue una reducción de capital -una quieta que fue muy marginal en el caso de Argentina-, pero sí se logró una postergación en los pagos y una reducción en los montos de intereses a pagar.

RFI: Más del 93% de los acreedores aceptaron la propuesta del gobierno argentino y por la llamada “cláusula de acción colectiva” el canje se hace extensivo a incluso a quienes hayan preferido quedar fuera del mecanismo. La idea de la cláusula es evitar que los fondos especulativos, conocidos como “holdouts” puedan litigar contra Argentina. Según el ministro de Economía, Martín Guzmán, sólo un 1% quedaría afuera de este canje. ¿Podría este 1% demandar al Estado argentino ante la Justicia?

Martín Vauthier: Es algo que nunca se puede descartar, pero me parece que en este caso el porcentaje de adhesión ha sido muy contundente; sería difícil argumentar contra la mala fe de Argentina, por ejemplo. Y este 1% representa en términos de dinero un monto muy pequeño. Creo que es la gran diferencia con lo que había ocurrido con el anterior “default” de Argentina, donde lo que había quedado afuera eran varios miles de millones de dólares, lo que era significativo. En este caso es una cifra muy pequeña en términos de millones de dólares, hay mucho mayor margen de maniobra para lidiar con este 1%.

Entretanto, el presidente argentino, Alberto Fernández, celebró el acuerdo. "Salimos del laberinto", dijo el mandatario. "No queríamos condenar a la postración a ningún argentino más", aseveró, al congratularse por haber conseguido un acuerdo que considera sustentable.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.