Saltar al contenido principal
ESTADOS UNIDOS-AMERICA LATINA

Presidencia del BID: 'Trump ha roto un acuerdo político' dice Lagos a RFI

El ex presidente chileno Ricardo Lagos (2000-2006).
El ex presidente chileno Ricardo Lagos (2000-2006). © afdd
Texto por: Orlando Torricelli
19 min

Históricamente la presidencia del BID la ocupaba un latinoamericano, ya que la sede está en Washington. La elección de un estadounidense a la cabeza del banco multilateral "rompe ese acuerdo político" y constituye "una falta de respeto hacia la comunidad internacional" dijo a RFI el ex presidente chileno Ricardo Lagos. 

Anuncios

RFI.  El 13 de septiembre pasado, el asesor del presidente Donald Trump Mauricio Claver-Carone se convirtió en el primer estadounidense elegido presidente del Banco Interamericano de Desarrollo BID. Usted, señor ex presidente Ricardo Lagos, cuestionó esa elección calificándola de "agresión" al sistema multilateral junto con los ex presidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Julio María Sanguinetti (Uruguay), Juan Manuel Santos (Colombia) y Ernesto Zedillo (México).  ¿Por qué?

Ricardo Lagos: En 1958-1959, cuando se creó el BID durante la administración de Eisenhower, hubo un debate en torno a dos temas: dónde se iba a localizar el banco, si en América latina o en Estados Unidos. La idea era crear un banco de carácter regional como contrapartida a la creación del Banco Mundial. Eisenhower propuso dos bancos, uno para Medio Oriente y uno para América Latina.

En ese momento se acordaron dos cosas: América Latina tendría la mayoría de las acciones, 60%, y Estados Unidos el 40%. Estados Unidos insistió en que el banco estuviera en Washington porque allí estaba el FMI y el Banco Mundial. Eso fue lo que se acordó con dos votos en contra, los de Cuba y Venezuela. El banco estaría situado en Washington, pero quedó consagrado el principio de que el presidente del banco siempre sería un latinoamericano. Se eligió entonces al chileno Felipe Herrera, diez años después a Ortiz Mena, que había sido ministro de finanzas de México. Más tarde a Enrique Iglesias, ex canciller de Uruguay y presidente del Banco Central, y luego a Luis Alberto Moreno de Colombia.

Es, pues, una tradición de 60 años. No digo que después de 60 años no se puedan revisar los acuerdos. Aquí lo que se hizo fue declarar un candidato norteamericano a pesar de que el banco sigue estando en Washington. Lo pactado era una cosa por la otra (sede/presidencia).  En consecuencia se rompió un acuerdo político y eso es una falta de respeto hacia la comunidad internacional. (El gobierno estadounidense) no tenía derecho a presentar un candidato porque el banco está en Washington, ése fue el acuerdo, así lo dijo el propio Einsenwoher.

RFI: ¿Estima usted que este quiebre deslegitima la elección de Maurico Clever Carone a la cabeza del BID?

Ricardo Lagos: Este es un tema que habrá que ver cómo se desarrolla. Recordemos que hubo un número muy importante de no votantes porque este señor fue el único candidato. Nadie de América Latina quiso competir con él porque era convalidar la elección y por eso no se presentaron. Había muchos candidatos, Laura Chinchilla, ex presidenta de Costa Rica, que renunció cuando vio que este señor continuaba su carrera. Lo mismo hizo el eventual candidato de Argentina. Había candidatos, pero no quisieron competir con él porque estimaban que era avalar esta situación. Habrá que ver que ocurre en adelante, pero la cantidad de abstenciones fue muy grande en la designación de este señor. Hubo más de un tercio de abstenciones.

RFI: Algunos lamentan que el nivel de abstenciones no hubiera sido mayor y que no se hubiera formado un bloque sólido para pedir una postergación de la elección. Esto también refleja la dificultad de los países latinoamericanos para encontrar una voz común.

Ricardo Lagos: La autocrítica que tiene que hacerse América latina es muy profunda. Antes teníamos un conjunto de instituciones regionales. Veinte años atrás teníamos una reunión anual que iba rotando, el llamado Grupo de Rio de Janeiro, formado por todos los presidentes de América Latina. Allí definíamos políticas, temas y agendas para el futuro; eso, hoy en día, no existe. El multilateralismo se bate en retirada en el mundo. Los organismos multilaterales están en retirada. A Estados Unidos no le gustan los organismos multilaterales. El actual presidente no cree en las instituciones multilaterales.

RFI: China se ha convertido prácticamente en el banquero de América Latina, lo que la administración Trump no ve con buenos ojos en un contexto de guerra comercial entre Washington y Pekín. ¿Puede ser ésta la principal motivación de Washington al haber ejercido presión en torno a la elección de Clever Carone, es decir, frenar la presencia China en la región?

Ricardo Lagos: Se ha hablado mucho de eso. Lo que ocurre es que a Estados Unidos le cuesta adaptarse a una nueva realidad. China hoy en día, dado el crecimiento acelerado que ha tenido, es, por ejemplo, el principal mercado del cobre. Chile, como principal exportador del mundo, se ha beneficiado de este crecimiento chino que ha impulsado hacia arriba el precio del cobre. China aparece como el principal mercado al cual se dirigen las exportaciones chilenas. Hay un ejemplo poco conocido: solo exportando cerezas a China, Chile obtiene más de un billón de dólares, cerca de mil 400 millones. Para el Año Nuevo chino en enero, cuando es costumbre comer cerezas, hay un verdadero puente aéreo durante dos meses. Eso es producto de la expansión acelerada de China que hoy en día tiene un Producto Interno Bruto superior al de Estados Unidos. 

RFI: ¿Cómo puede posicionarse América latina entre estos dos gigantes, Europa puede ser un contrapeso?

Ricardo Lagos: Yo diría que hoy, para América Latina, la región más importante se llama Europa por los lazos culturales e históricos, por la comunidad de intereses y valores, por la concepción de un sistema democrático. Es la necesidad de un multilateralismo activo, por lo tanto es normal para nosotros en América latina mirar hacia Europa.

En esta elección del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Europa estuvo del lado de América Latina. Todos los países que tienen capital invertido, un 10% del capital del banco, comenzando por el Comisionado Europeo Josep Borrel, fueron muy activos en esta tarea, y todos los países europeos se abstuvieron en la elección final.

Eso revela la identidad de la comunidad de intereses entre los latinoamericanos y los europeos. Para nosotros, Europa es muy importante. No queremos optar entre China y Estados Unidos, debemos tener nuestra propia identidad y hacer la política que más nos convenga a nosotros. En la política exterior se juegan intereses y tenemos el derecho de tener una autonomía respecto a estas dos grandes potencias.

RFI: Mauricio Claver-Carone, tiene una posición muy marcada, por ejemplo respecto a Cuba y Venezuela, es muy cercano por ejemplo al senador Marco Rubio. ¿Este perfil podría influir en sus decisiones a la cabeza del BID ?

Ricardo Lagos: Esperemos que no, pero habrá que ver cómo se desempeña.

RFI: Claver-Carone acaba de declarar a la prensa que su principal preocupación será “cumplir con el sueño del panamericanismo”. ¿Qué comentario le merece esta afirmación?

Ricardo Lagos: Bueno, ese sueño es lo que yo llamaría las relaciones normales entre los dos hemisferios. ¿Será que vamos a compartir con igualdad entre América del Norte y América del Sur? Tiene que ser beneficioso para los dos polos, forma parte de los objetivos que están en los acuerdos del BID. En este caso (de la elección del presidente del BID) había un acuerdo y éste no se respetó.

RFI: Seguramente la pandemia obligará con urgencia a diseñar políticas y planes de reactivación económica de envergadura. ¿Qué papel puede jugar el BID en este sentido?

Ricardo Lagos: Creo que un elemento muy importante de la pandemia es que va a exigir un flujo de inversiones muy importante y significativo. Inversiones que junto con reactivar la economía deberían contribuir para cumplir algunos de los objetivos del desarrollo 2030 de Naciones Unidas. Entre otros, disminuir la pobreza, combatir el cambio climático, avanzar más rápidamente en una economía sostenible. Nuestras economías han perdido entre el 10% y el 12%. El crecimiento de los últimos diez años desapareció, retrocedimos diez años. Reactivar la economía va a ser fundamental y el BID es el conducto natural. Ésta es la razón por la cual pedimos postergar la elección para discutir qué políticas debe definir el banco para la pos-pandemia, y después sí, elegir al presidente. Pero no fuimos escuchados, estaban empeñados en elegir el presidente. Veremos cómo trabajamos ahora. Por sus obras los conoceréis.

RFI: ¿Si los resultados no estuvieran a la altura de las esperanzas cabría plantearse un retiro del BID y la creación de otras instancias?

Ricardo Lagos: Por ahora eso no está planteado. Habrá que ver cómo evoluciona el Banco bajo esta administración. El Banco tiene una calificación máxima, pero lo que ha ocurrido ahora sin duda puede afectarla. El banco se financia colocando bonos en el mercado mundial, y esos bonos se han colocado siempre sin ninguna dificultad. Habrá que ver qué pasa con las nuevas colocaciones, en qué medida el ambiente que se creó respecto a la elección del presidente puede traducirse en dificultades. Por definición, no es bueno para un banco estar en las noticias por las razones por las cuales ha estado el BID últimamente. Ha habido un daño a la imagen del banco que, esperemos, se pueda restablecer.

RFI: Unas palabras de conclusión.

Ricardo Lagos: El colofón sería recordar que, en un sistema internacional, hay formas de actuar y hay que respetar las reglas. Aquí se violó un acuerdo, un acuerdo político que tenía 60 años, ellos sabían que estaban rompiendo el acuerdo. Hay también un tema de dignidad de América Latina y por eso esta carta que enviamos. Sé que es muy dura y la segunda fue aún más dura. Pero reflejaba la realidad a través de estos ex presidentes de países muy significativos, como Brasil o México. En la segunda carta también participó Felipe González, como expresión de una voz europea.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.