Saltar al contenido principal
Elecciones Estados Unidos Corte Suprema

El nuevo juez para la Corte Suprema atiza la campaña electoral

Una estatuilla en homenaje a Ruth Bader Ginsburg, decana de la Corte Suprema de Estados Unidos, en Washington, el 19 de septiembre de 2020
Una estatuilla en homenaje a Ruth Bader Ginsburg, decana de la Corte Suprema de Estados Unidos, en Washington, el 19 de septiembre de 2020 AFP
Texto por: Hernando Sánchez
3 min

Se abre otro frente de disputa en un final de campaña agitado: Trump quiere el rápido reemplazo de la fallecida juez Ruth Bader Ginsburg de la Corte Suprema de Justicia, progresista, ícono de la izquierda de Estados Unidos. Los demócratas estiman en cambio que se debe esperar al próximo presidente. 

Anuncios

En el papel, nada impide que Trump nomine al relevo de la jueza Ruth Bader Ginsburg, quien desde hace meses estaba muy delicada de salud. A comienzos de setiembre Trump ya tenía una lista de 20 nombres para una eventual vacancia en la Corte.

"Tendremos un nominado muy pronto", dijo el presidente republicano antes de emprender un acto de campaña en Carolina del Norte. "Queremos respetar el proceso. Creo que irá muy rápido", agregó Trump al señalar que "lo más probable es que sea una mujer".

La voluntad declarada del mandatario en este frente, en medio de las críticas de los demócratas, promete un fin de campaña presidencial en Estados Unidos eléctrico.

La llegada de un nuevo juez nombrado por Donald Trump anclaría el máximo tribunal estadounidense al campo conservador durante mucho tiempo.

Trump ha nombrado a dos jueces durante su primer mandato como presidente, Brett Kavanaugh y Neil Gorsuch, dando a los conservadores una mayoría de 5-4 antes de la muerte de Ginsburg, aunque eso no garantiza los fallos a favor de Trump.

De hecho, ha habido varios ejemplos recientes de conservadores poniéndose del lado de sus colegas progresistas. Es lo que se llaman los votos "crossover", es decir, cuando un juez conservador vota uniéndose a los progresistas o viceversa.

Trump, que va a la zaga en las encuestas de su oponente demócrata Joe Biden, tiene otro poderoso incentivo para seguir adelante: alentar a sus partidarios antiabortistas y evangélicos.

Hablando en un mitin en Carolina del Norte el sábado, Trump hizo una improvisada encuesta entre la multitud, pidiendo que se pronunciaran por una mujer o por un hombre para que fuera designado.

 La multitud vitoreó con mayor intensidad a una mujer. "Es una encuesta muy precisa porque así es como me siento", dijo. "Será una mujer. Una mujer muy talentosa, muy brillante, a la que aún no he elegido... pero tenemos muchas mujeres en la lista", dijo.

 Ginsburg fue una de las tres únicas mujeres entre los nueve lugares que integran la corte.

"Los electores deben elegir al presidente y el presidente debe proponer un juez al Senado", dijo por su parte el candidato demócrata Biden.

Lo que está en juego tiene suma relevancia. No solo porque la Corte es clave para dirimir asuntos controversiales como el derecho a portar armas o los derechos de los homosexuales, sino que además puede ser llamada a resolver litigios electorales, como ocurrió en la elección de 2000 finalmente ganada por George W. Bush.

El jefe de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, dijo el viernes que está dispuesto a echar a andar el proceso de nominación. En circunstancias parecidas, hace cuatro años sin embargo bloqueó la designación de un juez propuesto por Obama.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.