Saltar al contenido principal
Noticias de América

Trump estrecha el cerco a Cuba en homenaje a veteranos de Bahía de Cochinos

Audio 07:52
El presidente estadounidense Donald Trump.
El presidente estadounidense Donald Trump. REUTERS/Kevin Lamarque
Por: Angélica Pérez
13 min

Donald Trump convirtió un homenaje a veteranos de la fallida invasión a Cuba en 1961en un acto de campaña para cautivar los votos de los latinos conservadores de Florida. El presidente estadounidense anunció nuevas sanciones contra el sector turístico de Cuba, como la prohibición a los estadounidenses de alojarse en propiedades pertenecientes al gobierno de La Habana, y nuevas restricciones para los cigarros y los licores.

Anuncios

"Hoy, como parte de nuestra continua lucha contra la opresión comunista, anuncio que el Departamento del Tesoro prohibirá a los viajeros estadounidenses alojarse en propiedades del gobierno cubano", dijo Donald Trump en medio de los acalorados aplausos de 20 veteranos de la fallida invasión a Bahía Cochinos acompañados de sus familias.

La ceremonia de homenaje en la Casa Blanca a los veteranos de la Brigada 2506 que intentó invadir a Cuba en 1961 resultó ser un acto de campaña del presidente- candidato dirigido a captar el voto de los cubanos de Florida, uno de los más reñidos distritos electorales del país.

"No es casual que este acto tenga lugar 41días antes de las elecciones presidenciales de EEUU y durante un evento eminentemente político",  afirma Jorge Duany, director del Instituto cubano de Investigaciones en la Universidad Internacional de Florida. El investigador recordó a Radio Francia internacional que este grupo de veteranos cubanos exiliados en Estados Unidos que participaron en la tentativa de invasión a Bahía Cochinos apoyaron a Trump en 2016 y lo están haciendo en esta ocasión.

Los cambios anunciados restringen el alojamiento en ciertas propiedades en Cuba, la importación de licor de origen cubano y de tabaco, la asistencia o la organización de reuniones profesionales o conferencias en Cuba y la participación en determinados eventos públicos, según indica el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Se trata de una cuenta más en el rosario de medidas tomadas desde 2018 por el presidente Donald Trump para revertir la política de apertura y acercamiento con Cuba emprendida en 2014 por el gobierno de Obama y de su par cubano Raúl Castro. “Es la culminación de un proceso en el que Trump ha ido apretando las tuercas de su política hacia Cuba, especialmente a través de sanciones económicas", precisa Duany.

Cuba, Venezuela y Nicaragua: “la troika de la tiranía”

En su discurso de corte electorero, el mandatario estadounidense recordó que su administración impone sanciones no solamente Cuba sino también a Venezuela y Nicaragua, y reiteró su apoyo a aquellos ciudadanos d estos tres países que “luchan por la libertad”. Un mensaje que tiene especial incidencia en los venezolanos y nicaragüenses residentes en Miami y otros lugares del estado de Florida, explica el experto.

“Como se recordará, hace algunos años el entonces asesor de seguridad de Trump, (John) Bolton, llamó  a estos tres países ‘la troika de la tiranía en América’. Ese  triángulo que hace la política de Trump en América latina y que privilegia el miedo al socialismo en los grupos que están establecidos aquí es efectivo. El discurso de la administración que se repite en los medios de comunicación tiene incidencia en Miami y otras partes de Florida y un impacto especial en los venezolanos que, según una encuesta reciente, tienden a favorecer a Trump”.    

El remake retórico de la “Guerra fría”

Trump se dirigió a los veteranos de la fallida invasión a Cuba para derrocar a Fidel Castro como "testigos de un momento en que turbas radicales y un comunismo violento están arruinando a la nación”. Culpó a los demócratas de desatar el socialismo. “EEUU nunca será socialista ni comunista”, aseguró. Y prometió que,  por primera vez en la historia de la humanidad, habrá un hemisferio completamente libre. Lo tendremos, aseveró.

Uno diría estar escuchando un discurso de la Guerra Fría en plena campaña presidencial de 2020. “La Guerra Fría respecto a Cuba nunca ha terminado,” opina el investigador para quien, exceptuando el breve intento de dos años durante el segundo mandato de Obama, las relaciones entre Estados Unidos con Cuba siguen siendo muy tensas, recrudeciéndose aún más bajo el gobierno de Trump.

Trump asfixia la economía de los cubanos

Con esta actualización de las restricciones, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) va a prohibir que cualquier persona sujeta a la jurisdicción estadounidense se aloje, pague por alojamiento o haga una reserva para sí mismo o para terceros en cualquier propiedad del gobierno de Cuba identificada como tal por el Departamento de Estado.

La normativa también afecta a propiedades en manos de funcionarios sancionados o miembros del Partido Comunista de Cuba que estén designados con restricciones o de sus parientes cercanos.

La prohibición del uso de hoteles propiedad del gobierno de Cuba va a implicar menos vuelos de Estados Unidos a Cuba y que los vuelos vuelvan a ser solamente para cubano-estadounidenses que visiten a su familia.

Según dijo Trump al anunciar las medidas, con estas sanciones se busca que los dólares estadounidenses no lleguen al gobierno de la Habana sino al pueblo cubano. La Casa Blanca agregó que las restricciones buscan fortalecer al sector privado de la isla. Una ecuación difícil de sostener, explica Duany.

 “Para que eso pudiera ocurrir el sector privado cubano tendría que ser independiente del público. Y lo que yo he podido comprobar es que con las duras medidas de la admiración Trump se ha perjudicado el sector privado cubano, los llamados cuentapropistas, porque ese sector depende de los insumos, del comercio y del apoyo del gobierno cubano.”

Duany agrega, además, que es muy difícil imaginar el escenario de estadounidenses albergándose en casa de particulares en la isla, “máxime cuando estas medidas vienen acompañadas de otras sanciones muy duras como fueron la prohibición de los viajes comerciales a Cuba,  las restricciones a las remesas enviadas por los cubanoamericanos a la isla y otras políticas que han ido estrechando el cerco económico a Cuba”.

Como efecto de estas políticas de endurecimiento, se han cerrado mucho comercios y negocios en la isla, se han perdido muchas iniciativas y, en general, la economía cubana se encuentra en un estado muy deprimido, concluye el experto en política estadounidense respecto a Cuba.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.