Saltar al contenido principal
Estados Unidos

‘Me siento poderoso’, clama Trump en su primer mitin tras dar negativo a covid-19

"Lo tuve y ahora dicen que estoy inmunizado", lanzó el mandatario estadounidense de 74 años ante una multitud de miles de seguidores, de los que pocos llevaban tapabocas. "¡Me siento poderoso!"
"Lo tuve y ahora dicen que estoy inmunizado", lanzó el mandatario estadounidense de 74 años ante una multitud de miles de seguidores, de los que pocos llevaban tapabocas. "¡Me siento poderoso!" AP - John Raoux
Texto por: RFI
4 min

El presidente estadounidense retomó su campaña electoral el distrito clave de Florida, donde las encuestas muestran que está perdiendo terreno frente a su rival Joe Biden. El mandatario se mostró exultante, sin mascarilla, y volvió a atacar a los demócratas, una “pesadilla socialista”.

Anuncios

Con nuestra enviada especial en Sanford, Florida, Anne Corpet

"Es bueno estar de vuelta", afirmó Donald Trump este lunes en Sanford, Florida. Sin mascarilla, el presidente dio un discurso de una hora. Se lo veía cómodo, en su elemento, con la voz que retumba entre sus simpatizantes.

El mandatario desplegó sus habituales críticas a Joe Biden, "Joe el dormilón" como él lo llama, se divirtió con su público, ensalzó el balance de sus cuatro año en las Casa Blanca y se felicitó por haber recuperado una forma, una energía, que jura nunca ha sido mejor.

"Lo tuve y ahora dicen que estoy inmunizado", lanzó el mandatario estadounidense de 74 años ante una multitud de miles de seguidores, de los que pocos llevaban tapabocas. "¡Me siento poderoso!"

"Voy a caminar en esta multitud (...) besaré a todo el mundo, besaré a los hombres y las magníficas mujeres", agregó entre risas.

En un discurso de una hora, Donald Trump atacó el enfoque cauteloso de Joe Biden respecto de la pandemia. El jefe de Estado, que trata de cerrar la brecha cada vez más que lo separa de su rival, puso el acento en un cuestionamiento moral e ideológico de los demócratas.

Abordó los temas habituales de su campaña: la "tramposa" Hillary Clinton y la prensa "corrupta", y advertencias contra la "izquierda radical" y la "pesadilla socialista".

Al mismo tiempo, machacó, contra toda evidencia, que cada día se construyen más de quince kilómetros de muro en la frontera, financiados por México.

El presidente de EEUU lanza mascarillas a sus seguidores a su llegada a su primera reunión de campaña desde su infección de Covid-19 el 12 de octubre en Sanford, Florida.
El presidente de EEUU lanza mascarillas a sus seguidores a su llegada a su primera reunión de campaña desde su infección de Covid-19 el 12 de octubre en Sanford, Florida. SAUL LOEB / AFP

Apretados y con pocas mascarillas

"¡Te queremos! " gritaba la multitud. Eran varios miles, apiñados, la mayoría sin máscaras, felices de ver al presidente de nuevo.

Lisa Tharf, con un sombrero rojo y una camiseta con los colores de su candidato, ondeaba una bandera americana. "¡Está muy bien!" se alegró.” Muestra lo fuerte que es, y que podemos curarnos de covid. No debes tener miedo y quedarte en casa. Hay miles de personas aquí, y puedo decirte que somos muchos más que hace cuatro años. La gente que apoya a Biden no tiene ese entusiasmo, patriotismo y amor por nuestro país”, aseguraba.

"Nadie puede detener a Trump"

A la salida, Mike Sofka se mostraba seguro de la victoria en noviembre: "El coronavirus no puede detener a Trump. Los demócratas no pueden detener a Trump. Nadie detendrá a este país y a Trump. Trump no va a perder”.

"En 22 días, vamos a ganar este estado", dijo otro participante. Vamos a ganar cuatro años más en la Casa Blanca. Vamos a hacer que nuestro país sea más hermoso de lo que nunca ha sido”.

Encuestas adversas y voto por correo récord

Las encuestas son cada vez peores para Donald Trump. Para ganar, necesita ampliar su base electoral. Pero el presidente sigue recordando que en 2016, nadie predijo su victoria. Y anuncia resultados sin precedentes para el próximo mes de noviembre.

 Además de Florida, Trump irá esta semana también a Pensilvania, Iowa y Carolina del Norte para intentar recortar distancia con Biden, que lleva una ventaja de dos dígitos en el promedio nacional de encuestas, según el sitio RealClearPolitics.

 El mandatario ganó esos cuatro estados en 2016, pero marcha detrás de Biden en los cuatro este año, según un promedio del mismo sitio.

El demócrata lo aventaja por un margen escueto en Iowa y Carolina del Norte, según RealClearPolitics, pero lidera por ventajas más sustanciales en Florida y Pensilvania, con 3,7 puntos porcentuales y 7,1, respectivamente.

Más de 10 millones de estadounidenses, un récord, ya han sufragado para las elecciones del 3 de noviembre, por correo o por voto anticipado, según un conteo difundido el lunes.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.