Saltar al contenido principal
Escala en París

Guillaume Long: 'La OEA es un actor fundamental en el golpe de Estado en Bolivia'

Audio 13:35
El ex canciller ecuatoriano Guillaume Long es actualmente analista en el CEPR. Foto durante la grabación de Escala en París. 14 de octubre de 2020.
El ex canciller ecuatoriano Guillaume Long es actualmente analista en el CEPR. Foto durante la grabación de Escala en París. 14 de octubre de 2020. © rfi
Por: Aída Palau | Florencia Valdés
19 min

Los bolivianos vuelven a votar este domingo 18 de octubre en unas elecciones generales que buscan cerrar la grave crisis política generada por los comicios del año pasado, en los que hubo acusaciones de fraude, Evo Morales tuvo que exiliarse y se generó una confrontación con al menos 30 muertos ¿Hubo o no hubo fraude en esas elecciones? Lo analizamos en Escala en París con Guillaume Long, ex canciller ecuatoriano, jefe de observación de la OEA en las elecciones judiciales de Bolivia en 2017.

Anuncios

En las elecciones del 20 de octubre de 2019, Evo Morales iba ganando cuando se paralizó el conteo rápido de votos, un conteo que se retomó un día después cuando Morales se declara ganador. Es entonces cuando la oposición denuncia fraude, se producen actos violentos, se queman actas y la OEA (Organización de Estados Americanos) declara también que ha habido fraude. Una denuncia que confirman después con un informe de 100 páginas. El resultado es que Evo Morales tuvo que huir a Argentina y se instaló un gobierno transitorio en el país que tardó casi un año en organizar las elecciones de este domingo.

En su informe, la OEA asegura que “ha detectado una manipulación dolosa de los comicios en dos planos. A nivel de las actas, a partir de la alteración de las mismas y la falsificación de las firmas de los jurados de mesas. A nivel del procesamiento de los resultados, a partir del re direccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por personal del TSE, haciendo posible la manipulación de datos y la suplantación de actas”. En este último aspecto, ya destacaron el día después de las elecciones que era “difícil de justificar el cambio dramático de tendencia" en los resultados preliminares, con más del 80 por ciento de las actas computadas “indicaban claramente una segunda vuelta”, antes de que se parara el conteo por 24 horas.

Expertos del CEPR, Centro de Investigación en Economía y Política con sede en Washington desmontaron las denuncias tras un análisis del informe de la OEA. “Hicimos un análisis estadístico para ver si había habido este cambio “drástico y difícil de justificar” de la votación. Y vimos que no había ningún cambio drástico de la votación. Lo que sucedió es que con el 84% de los votos contados Evo Morales tenía una diferencia de 7,9% con su siguiente rival, Carlos Mesa, es decir menos de 10 puntos que necesitaba para evitar una segunda vuelta, pero ya cada vez ingresando más votos y acercándonos al 100%, logró pasar el umbral de los 10 puntos para poder ganar en primera vuelta porque como en todos los procesos electorales bolivianos de los últimos años ingresa el voto rural, periférico de forma más tardía y son zonas favorables al MAS”, afirma Guillaume Long que participó en esta investigación del CEPR.

Long, quien trabajó para la OEA justamente como jefe de observación en las elecciones judiciales de 2017 reconoce que hubo irregularidades en las elecciones de octubre del año pasado pero que no constituyen en ningún caso un fraude. “Quien haya sido observador en la OEA sabe, hasta le entrenan para eso, que no siempre que hay irregularidades, hay fraude. Cuando hay irregularidades se hace un informe para que el país en cuestión pueda mejorar sus procesos. Para que las irregularidades signifiquen una manipulación intencional tiene que ser comprobado que fueron intencionales y que cambiaron el resultado y la OEA en ningún momento demuestra eso”, asegura Long.

Entre las irregularidades que señala la OEA está la identificación de 226 actas “en las que dos o más actas de un mismo centro de votación fueron llenadas por una misma persona, denotando una acción intencional y sistemática para manipular los resultados electorales”, se puede leer en el informe. “El tema de las firmas es una burla”, dice Guillaume Long quien asegura que denota una falta de conocimiento. “Estamos hablando de centros de votación muy alejados, lugares donde no todo el mundo escriben bien o hay altas tasas de analfabetismo o donde el primer idioma no es español. Si esto es una prueba de fraude, no vale ninguna elección de América Latina”, aclara y denuncia que hubo mano política en el informe de la OEA: "La OEA es un actor fundamental en el golpe de Estado en Bolivia".

La Organización de Estados Americanos volverá a monitorear las elecciones de este 18 de octubre. El equipo de 40 expertos y observadores de 12 nacionalidades estará encabezado por el ex canciller de Costa Rica, Manuel González, el mismo que encabezó la misión de los comicios de 2019. “Una provocación”, según Long.

Evo Morales estuvo más de 13 años en el poder, con victorias bastante holgadas. Sin embargo hay una elección que perdió, fue el referendo de 2016 y el “No” a la reelección ganó con un total de 51,30% pero aun así se presentó. Le preguntamos a Guillaume Long si ese fue un error político ya que provocó entre la población, sobre todo la oposición, que vio con suspicacia esa maniobra y denunció que el presidente quería eternizarse en el poder. Para el analista y ex canciller e Correa “fue una fuente de polarización muy importante está claro, la OEA se aprovechó de estas circunstancias”, matiza. 

Hay tres favoritos para estas elecciones del domingo 18 de octubre, según las encuestas en primer lugar llega Luis Arca del MAS con el 33,6%, le sigue Carlos Mesa, del centro, con el 26,8% y el derechista Luis Fernando Camacho, con el 13,9%. ¿Podrá poner fin a la peor crisis política de los últimos años en Bolivia?

#EscalaenParís también está en Facebook. Un programa coordinado por Florencia Valdés, realizado por Souheil Khedir, Mattias Taylor y Vanessa Loiseau. 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.