Perú

Merino reemplaza a Vizcarra en medio de protestas y una caída de la bolsa

El centroderechista Manuel Merino asumió la presidencia de Perú este martes, una jornada marcada por protestas que dejaron una treintena de detenidos y varios heridos, y por una caída de más del 6% de la bolsa de Lima.
El centroderechista Manuel Merino asumió la presidencia de Perú este martes, una jornada marcada por protestas que dejaron una treintena de detenidos y varios heridos, y por una caída de más del 6% de la bolsa de Lima. via REUTERS - HANDOUT

El centroderechista Manuel Merino asumió la presidencia de Perú este martes, una jornada marcada por protestas que dejaron una treintena de detenidos y varios heridos, y por una caída de más del 6% de la bolsa de Lima por temor a que el nuevo gobierno aplique medidas económicas populistas.

Anuncios

Con Carlos Noriega, corresponsal de RFI en Lima

En medio de protestas ciudadanas y denuncias de un golpe parlamentario, tomó posesión el nuevo presidente, Manuel Merino, hasta ayer titular del Congreso.

Merino reemplaza a Martín Vizcarra, destituido por el Parlamento unicameral el lunes por “incapacidad moral permanente”, acusado, en base a testimonios todavía en investigación, de haber recibido sobornos cuando era gobernador, entre 2011 y 2014. Diversos juristas cuestionan la legalidad de esa decisión parlamentaria. 

Merino, un político de segunda fila del partido de centroderecha Acción Popular, gobernará ocho meses. Tras ser investido, Merino, de 59 años, prometió "respetar el proceso electoral en marcha" y aseguró que "nadie puede cambiar la fecha de las elecciones convocadas el 11 de abril del año 2021".

Violenta dispersión de protestas

Un hombre observa como oficiales de civil detienen a un hombre durante las protestas después de que el presidente interino de Perú, Manuel Merino, prestó juramento tras la destitución del presidente Martín Vizcarra, en Lima.
Un hombre observa como oficiales de civil detienen a un hombre durante las protestas después de que el presidente interino de Perú, Manuel Merino, prestó juramento tras la destitución del presidente Martín Vizcarra, en Lima. © REUTERS/Sebastian Castaneda

El nuevo presidente se estrenó en el cargo con la violenta represión a las protestas en su contra, que comenzaron apenas conocida la destitución de Vizcarra.

En Lima las manifestaciones tuvieron lugar en la zona central de la capital, donde fueron desplegados unos 600 policías que lanzaron bombas lacrimógenas para dispersar las protestas, dijo el general José Luis Cayas.

 Varias personas resultaron heridas por perdigones disparados por los policías, según el portal de noticias IDL Reporteros, que no precisó la cantidad.

Promesa de consenso

En su primer mensaje al país como presidente, que duró solamente trece minutos, Merino prometió un gabinete ministerial de consenso, algo que no le será fácil concretar en un ambiente muy crispado y polarizado, con un mayoritario rechazo a su naciente régimen.

Ofreció mejorar la lucha contra la pandemia, que ha cobrado más de 900 mil contagios y cerca de 35 mil muertos, pero no anunció ninguna política en este tema.

Este ingeniero agrónomo de formación, casi un desconocido para los peruanos, se convirtió así en el tercer presidente desde 2016, reflejo de la fragilidad institucional que ha caracterizado al país desde su independencia en 1821. 

Además, negó haber "comprado" votos para destituir a Vizcarra y prometió que dejará el mando el 28 de julio de 2021, día en que finaliza el actual periodo de gobierno.

Temores en la bolsa

Pero los mercados reaccionaron con temor a la llegada de Merino al poder, por miedo a que adopte medidas de corte populista, como algunas que ha impulsado el Congreso en los últimos meses, y termine la política de mantener los equilibrios macroeconómicos. Este martes la Bolsa de Lima cayó un 6,5%.

"Este Congreso ha venido adoptando leyes fuertemente nocivas en términos económicos", afirmó el exministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, al explicar los recelos de los mercados.

Este martes la moneda peruana mostraba una depreciación cercana al 1% frente al dólar respecto al cierre del día anterior. Los bonos gubernamentales en dólares también cayeron.

Ya fuera de la presidencia, este jueves Vizcarra deberá declarar ante la fiscalía por las acusaciones de corrupción en su contra.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas