Elecciones en Estados Unidos

Emily Murphy, la mujer que bloquea la transición en EEUU

La directora de los servicios generales de la administración estadounidense, Emily Murphy, se rehusa a firmar el protocolo que desbloquea los fondos federales para la transición. Foto en Washington, del 21 de junio de 2019.
La directora de los servicios generales de la administración estadounidense, Emily Murphy, se rehusa a firmar el protocolo que desbloquea los fondos federales para la transición. Foto en Washington, del 21 de junio de 2019. AP - Susan Walsh

La transición entre la administración de Donald Trump y la del presidente electo Joe Biden depende sobre todo de una mujer, Emily Murphy, quien dirige los servicios generales de la administración estadounidense. Es la responsable de firmar el documento protocolario que permite al equipo de Biden comenzar su mudanza a la Casa Blanca y acceder a información clave, pero hasta el momento se niega a hacerlo.

Anuncios

A estas alturas en 2016, el entonces presidente Barack Obama ya había recibido a su sucesor Donald Trump en la Casa Blanca y la administración demócrata había iniciado el proceso de transición con los equipos del republicano electo. Ahora, nada de esto ha ocurrido.

Cinco días después de que los medios estadounidenses declararan al demócrata Joe Biden como vencedor de la elección presidencial 2020, el mandatario Donald Trump sigue denunciando un fraude electoral, no ha recibido a Biden en la casa presidencial y el proceso administrativo de transición está bloqueado.

Emily Murphy es "la mujer más poderosa en Washington en este momento", según el medio estadounidense Politico. Con su firma, la directora de los servicios generales de la administración estadounidense puede activar los fondos federales previstos para la transición y autorizar que los equipos de Trump se reúnan con los de Biden para intercambiar sobre los asuntos confidenciales. Pero hasta ahora se niega a hacerlo.

Para esta abogada, nombrada por Trump y que ha actuado en su favor en el pasado, esto significaría reconocer la victoria de Joe Biden que niegan el propio Donald Trump y amplios sectores del partido republicano.

Legalmente, nada obliga a Emily Murphy a dar su firma antes de que los delegados, electos en los diferentes estados del país, se reúnan el 14 de diciembre para confirmar oficialmente a Biden. Pero en la práctica, sus predecesores lo hacían a partir del momento en que los medios locales daban un vencedor. Excepto después de los comicios del año 2000, pero en aquel momento la diferencia de votos entre Bush y Al Gore era mucho más reducida que ahora entre Biden y Trump.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas