Saltar al contenido principal
Argentina

Los restos de Diego Maradona fueron inhumados junto a sus padres

Amigos y familiares llevan el ataúd de la leyenda del fútbol Diego Armando Maradona, en el cementerio de Buenos Aires, Argentina, el 26 de noviembre de 2020.
Amigos y familiares llevan el ataúd de la leyenda del fútbol Diego Armando Maradona, en el cementerio de Buenos Aires, Argentina, el 26 de noviembre de 2020. REUTERS - AGUSTIN MARCARIAN
3 min

Los restos del astro argentino del fútbol fueron sepultados este jueves en una ceremonia íntima en un cementerio en la periferia de Buenos Aires, tras una jornada de despedida caótica cargada de incidentes en la capital y mensajes de congoja de todas partes del mundo.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Buenos Aires, Juan Buchet, y AFP.

El homenaje comenzó bien. Pero estuvo a punto de terminar muy mal. A la madrugada del jueves, ya había centenas de personas delante de la Casa Rosada, haciendo fila para darle el último adiós al Diego. Hubo algunos empujones y gritos cuando se abrieron las puertas, a las seis de la mañana.

Pero luego todo se reencauzó, y la gente iba esperando su turno con calma para poder acercarse al féretro del exDiez de la selección argentina. Hasta que, al empezar la tarde, por pedido de la familia de Maradona, que quería respetar el horario previsto para el fin del velatorio público, la policía cortó la fila de espera que terminaba entonces a más de dos kilómetros de la Casa Rosada. Ante esta situación, algunos que recién llegaban se enfrentaron con la policía.

Delante de ellos, la gente se fue empujando, temiendo no poder entrar. El vallado cedió y hubo individuos que penetraron a la fuerza. La policía tiró gases lacrimógenos y hubo heridos. Pese a todo, decenas de miles de personas se quedaron frente a la Rosada hasta que salió el cortejo fúnebre.

Inhumación

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, con tropas antimotines flanqueando las puertas del cementerio Jardín Bella Vista, al noroeste de la capital, un grupo muy reducido de amigos íntimos y familiares, entre ellos su exmujer Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Giannina, dieron su último adiós al ídolo indiscutido y venerado en todo el mundo del fútbol.

El féretro llegó al cementerio privado "Jardín de Bella Vista", cubierto por una bandera argentina. En este cementerio privado también están sepultados los restos de los padres del 'Pibe de Oro', conocidos como Doña Tota y Don Diego.

El velatorio público en la Casa Rosada finalizó una hora y media antes de lo previsto, ante una serie de incidentes en los patios internos de la casa de Gobierno y en distintos puntos de la ciudad, protagonizados por varios de los hinchas que hicieron filas de más de ocho horas para despedirse del '10'.

Maradona falleció el miércoles a los 60 años de un paro cardíaco.

Deterioro físico

Maradona estaba convaleciente de una operación por un hematoma en la cabeza desde el 3 de noviembre. Su salud era muy delicada y atravesaba un nuevo síndrome de abstinencia.

Se lo había visto mal el día de su cumpleaños el 30 de octubre, cuando reapareció de su confinamiento por la pandemia en la cancha de Gimnasia y Esgrima, equipo que dirigía.

Su vida personal estuvo plagada de escándalos. Tenía cinco hijos, dos de ellas, Dalma y Gianinna, con Villafañe. Había malestar de la familia con el entorno que tenía en los últimos tiempos.

Sus otros hijos, que tuvo con otras tres mujeres, son Jana, Diego Junior y Diego Fernando.

Los excesos y las adicciones fueron el origen de las emergencias de salud que lo llevaron varias veces al borde de la muerte.

Hacía años que Maradona había superado la adicción a las drogas duras. Pero su entorno advertía que seguía consumiendo alcohol, combinado con tranquilizantes y ansiolíticos.

Con AFP.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.