CORONAVIRUS

Brasil: Manaos, una ciudad asfixiada por la Covid-19

Un hombre sostiene un tanque de oxígeno en Manaus, estado de Amazonas, Brasil, el 15 de enero de 2021.
Un hombre sostiene un tanque de oxígeno en Manaus, estado de Amazonas, Brasil, el 15 de enero de 2021. Michael DANTAS AFP
3 min

La situación sanitaria es muy crítica en la ciudad brasileña de Manaos. Debido a la pandemia de Covid-19, los hospitales están desbordados y algunos están sin oxígeno desde el jueves pasado. Suministros de oxígeno fueron enviados desde otras partes del país para tratar de aliviar a los pacientes pero es insuficiente.

Anuncios

En Brasil, la campaña nacional de vacunación contra la Covid-19 arrancó este lunes, luego de que los gobernadores insistieran en una rápida inoculación. Una vacuna urgente dado el nivel de contagio por el patógeno en el país y su letalidad.

Brasil registra 210.000 muertos, siendo sólo superado por Estados Unidos. La situación es sumamente preocupante en el Amazonas, con una curva imparable y en donde conseguir oxígeno para los pacientes es un reto.

En unos pocos días, decenas de personas murieron por falta de oxígeno en los hospitales, comenta el epidemiólogo Jesem Orellana, de la Fundación Oswaldo Cruz en Manaos: “Estamos viviendo una situación muy dramática, ha superado todos los límites. Las personas siguen enfermándose y necesitan ser hospitalizadas, y la demanda por oxígeno no para de aumentar. Estamos ante la peor tragedia sanitaria de toda esta pandemia de Covid-19 en el planeta”.

El investigador afirma que el virus se está propagando muy rápidamente, en parte debido a una nueva variante del coronavirus que se ha detectado en el Amazonas.

“No tenemos apoyo del gobierno”

Vanda Ortega es enfermera en el Parque de las Tribus, una comunidad de más de 2.500 indígenas a las afueras de Manaos. “No tenemos apoyo del gobierno. La sociedad civil, o amigos, se están movilizando para garantizar medicamentos para nuestra comunidad: 32 indígenas han dado positivo a la Covid-19, tres de ellos con dificultades respiratorias. Conseguimos dos tanques de oxígeno, y recibimos medicamentos de los familiares de nuestros pacientes. Hasta el momento, ninguno de ellos necesitó ser trasladado a una unidad de cuidados intensivos o a otras unidades hospitalarias de fuera. Pero necesitamos más medicamentos, porque hay más personas con síntomas”, señala.

“La situación en Manaos en este momento es tratar de conseguir oxígeno en los hospitales, pero es muy complicado y es muy difícil de acceso. Hay además mucha gente afuera de los hospitales, esperando que la atiendan”, prosigue Ortega, que estima sin embargo que “la situación es menos grave que en los últimos cuatro días porque nos ha llegado ayuda de otros municipios, de otros Estados que consiguieron mandarnos oxígeno”.

El cargamento de oxígeno enviado por Venezuela para ayudar a Manaos ingresó este lunes a territorio brasileño. Pero según Jesem Orellana, a pesar de los suministros del Ejército o de Venezuela, el déficit de oxígeno sigue siendo importante.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas