Biden Plan de estímulo

Biden se congratula tras la aprobación en el Senado del plan de estímulo

El Senado de Estados Unidos aprobó el plan de estímulo presentado por los demócratas, una primera victoria para Biden.
El Senado de Estados Unidos aprobó el plan de estímulo presentado por los demócratas, una primera victoria para Biden. REUTERS - KEVIN LAMARQUE

El Senado de Estados Unidos aprobó el sábado, tras una maratónica sesión, el plan de 1,9 billones de dólares impulsado por Biden, un primer triunfo para el mandatario demócrata tras su llegada al poder. Los republicanos se opusieron en bloque al plan porque consideran que es 'demasiado costoso y mal enfocado'.

Anuncios

El presidente saludó la aprobación en el Senado de su plan de estímulo como "un paso gigantesco" para reactivar la economía de Estados Unidos, muy afectada por el coronavirus.

El proyecto de ley fue aprobado únicamente con los votos de los senadores demócratas, por 50 contra 49. Aunque Biden prometió durante la campaña electoral de 2020 trabajar lo más posible con los republicanos, no pudo atraer ni un solo voto del partido de la oposición.

El texto será examinado el martes por la Cámara Baja, antes de una última votación. Mayoritarios, los demócratas deberían conseguir una rápida aprobación del plan, para que Biden pueda promulgarlo antes del 14 de marzo, fecha en la que finalizan las prestaciones por desempleo del anterior paquete de ayudas.

Aunque al proyecto de ley se le debió amputar una de las propuestas de los demócratas, aumentar el salario mínimo horario a 15 dólares, los demócratas pueden reivindicar una victoria, al poder poner su sello sobre la forma de salir de una pandemia que en Estados Unidos ha matado a más de 500.000 personas y afectado gravemente a la economía.

Nunca antes el Congreso había gastado tanto dinero "de manera tan inconsistente o después de un proceso tan flexible", replicó, sin embargo, el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell.

El plan de los demócratas prevé, entre otros, cheques de 1.400 dólares para millones de estadounidenses y 350.000 millones de ayudas a los Estados y municipios.También se destinarán miles de millones a luchar contra la pandemia, por ejemplo 49.000 millones para fomentar los diagnósticos e incentivar la investigación, y más de 14.000 millones para aumentar el ritmo de la vacunación.

Los republicanos se opusieron en bloque a este plan de estímulo que consideran demasiado costoso y mal enfocado. Uno de sus legisladores estuvo ausente el sábado.

El viernes, Biden insistió en que es necesario aprobar el plan sin dilación, moderando el entusiasmo generado por los buenos resultados en las cifras de empleo. El avance hacia la aprobación del plan se produjo en un contexto económico más alentador, que se traduce en una mejoría del mercado de trabajo. En febrero se crearon 379.000 empleos y la tasa de desempleo se redujo ligeramente a 6,2%. De todas maneras, hay actualmente 9,5 millones de puestos de trabajo menos que en febrero de 2020.

Los republicanos se mostraron unidos en su oposición al proyecto de ley, y el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, emitió un comunicado en el que criticó la "colosal oportunidad perdida por (la) nación".

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas