Brasil

Récord de contagios por coronavirus en Brasil: 90.303 en 24 horas

Un agende de salud llega preparando una inyección de la vacuna Sinovac durante una campaña de vacunación COVID-19 para puebos originarios prioritarios, en la aldea Nova Esperança, en las afueras de Manaos, Brasil, el miércoles 17 de marzo de 2021
Un agende de salud llega preparando una inyección de la vacuna Sinovac durante una campaña de vacunación COVID-19 para puebos originarios prioritarios, en la aldea Nova Esperança, en las afueras de Manaos, Brasil, el miércoles 17 de marzo de 2021 AP - Edmar Barros

Brasil registró el miércoles 17 de marzo un nuevo récord de 90.303 contagios por coronavirus en las últimas 24 horas y sumó 2.648 muertes, en pleno auge de la pandemia que ya colapsa el sistema sanitario en gran parte del país.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Brasil, Marcos Moreno, y AFP.

Brasil es el segundo país más afectado del mundo, por el coronavirus, por detrás de Estados Unidos. Para la Fundación Osvaldo Cruz, la peor crisis sanitaria de la historia del gigante sudamericano.

Según el último balance del Ministerio de Salud, el gigante sudamericano -con 212 millones de habitantes- acumula un total de 11.693.838 contagios y 284.775 víctimas, tras varias semanas encadenando trágicas marcas de óbitos y casos.

Este miércoles también hubo un récord de 2.017 muertes diarias en promedio en los últimos siete días, casi el triple de los 703 de inicios de año y muy por encima de lo reportado en 2020.

Los expertos afirman que esta aceleración sostenida de la pandemia se debe a varios factores, como el surgimiento de la variante del coronavirus registrada en la Amazonía brasileña, mucho más contagiosa, o la falta de cumplimiento de las medidas de prevención por parte de la población, como evitar aglomeraciones y usar mascarillas.

Apenas dos estados de Brasil tienen un índice de ocupación de camas de cuidado intensivo por debajo del 80% y muchos de ellos están encima del 90%.

En medio de esta crisis, el presidente Jair Bolsonaro ha nombrado a un nuevo ministro de Salud, el cuarto desde que empezó la pandemia. El cardiólogo Marcelo Queiroga ha dejado claro que no tendrá una línea rupturista y seguirá las directrices marcadas por Bolsonaro, pero sí ha admitido que para paliar la situación hay que combinar la mejora de la capacidad asistencial con las políticas de distancia social. Hasta el momento, Jair Bolsonaro se ha declarado frontalmente opuesto a cualquier medida de cuarentena que afectase a la economía.

El feroz repunte de la pandemia en Brasil podría dejar pronto unos 3.000 muertos diarios y elevar el balance hasta 500.000 o 600.000 antes de la generalización de las vacunas, según expertos.

Por ahora, 9,33 millones de brasileños, es decir 4,4% de la población, han recibido al menos una dosis, y 3,12 millones ya recibieron la segunda.

El 54% de los brasileños desaprueba la actuación del presidente de Brasil, según la reciente encuesta de Data Folha, un ascenso en el rechazo a la política de Bolsonaro frente a los últimos datos del 48% del mismo estudio en enero.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas