Estados Unidos/Afganistán

EEUU retirará todas las tropas de Afganistán antes del 11 de septiembre

Archivo. Marines estadounidenses de la Compañía Golf, 2º Batallón, 3º Regimiento toman posición en un tejado mientras luchan contra los talibanes en el pueblo de Dahaneh el miércoles 12 de agosto de 2009, en la provincia afgana de Helmand.
Archivo. Marines estadounidenses de la Compañía Golf, 2º Batallón, 3º Regimiento toman posición en un tejado mientras luchan contra los talibanes en el pueblo de Dahaneh el miércoles 12 de agosto de 2009, en la provincia afgana de Helmand. ASSOCIATED PRESS - Julie Jacobson

El presidente Joe Biden retirará todas sus tropas de Afganistán antes del 11 de septiembre, cuando se cumplen 20 años de los atentados de 2001, poniendo así fin a la guerra más larga en la que participó Estados Unidos pese a crecientes temores de una victoria talibán. La OTAN saldría del país también para esa misma fecha.

Anuncios

Con Xavier Vilà, corresponsal de RFI en Washington

La decisión de Biden satisface a una mayoría de estadounidenses que, según el prestigioso centro de estudios Pew, suspiran por terminar con la implicación militar en un conflicto que dejó unos 2.500 soldados muertos y unas pérdidas de unos 3.000 millones de dólares tras dos décadas de lucha.

Biden "fue consistente en su visión de que no hay una solución militar para Afganistán, que hemos estado allí durante demasiado tiempo", indicó el martes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, sin confirmar la fecha de la retirada.

La administración Trump alcanzó un acuerdo con los talibanes en febrero de 2020 por el cual todas las tropas estadounidenses debían dejar el país antes de mayo de 2021 a cambio de la promesa de los insurgentes de que no apoyarán a Al Qaida y otros extremistas, que es lo que motivó la invasión original de 2001.

La salida definitiva, programada para el 11 de septiembre -y que se podría adelantar en función de los acontecimientos- disgusta en cambio a la oposición republicana, que dice temer que todo el sacrificio humano y económico destinado a controlar Afganistán caerá en saco rato ante el previsible empuje de los talibanes contra el gobierno de Kabul.

Un empuje que el máximo representante republicano en el Comité de Asuntos Exteriores del Congreso, Michael McCaul, teme que pueda provocar un nuevo ataque en territorio estadounidense, como el perpetrado hace 20 años contra las torres gemelas de Nueva York.

Oficialmente, Estados Unidos tiene unos 2.500 soldados aún en Afganistán, un contingente reducido que dejó el expresidente Trump contra el criterio del Pentágono. Un colectivo que, según algunos analistas, es clave para evitar una posible guerra civil ante el eventual colapso del gobierno afgano en caso de salida estadounidense. Una salida que, desde el martes, tiene los días contados.

La OTAN también

La OTAN se sumaría a Estados Unidos y retiraría sus tropas de Afganistán en septiembre, indicó este miércoles la ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer.

"Siempre dijimos: iremos juntos, nos iremos juntos", dijo la ministra al canal público de televisión ARD. "Estoy a favor de una retirada ordenada y eso es lo que entiendo que acordaremos hoy", aseguró en referencia a la decisión que deben tomar los miembros de la OTAN.

Los ministros de la Alianza Atlántica tienen que definir en una videoconferencia este miércoles si están reunidas las condiciones para poner fin a la misión de la OTAN en Afganistán o si esta presencia de 9.600 militares de 36 países debe mantenerse.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas