Cuba

El régimen cubano acusa a EEUU de estar detrás de las históricas protestas

Una cinta amarilla prohibe el paso a la calle frente al Capitolio de La Habana, el 12 de julio de 2021, un día despúes de las históricas protestas antigubernamentales ahí y en otras zonas de Cuba
Una cinta amarilla prohibe el paso a la calle frente al Capitolio de La Habana, el 12 de julio de 2021, un día despúes de las históricas protestas antigubernamentales ahí y en otras zonas de Cuba YAMIL LAGE AFP

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, aseguró el lunes que Washington está tras las manifestaciones inéditas ocurridas la víspera en la isla y acusó a Washington de ejecutar una "política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país".  Mientras Washington y la Unión Europea hacen llamados a permitir y escuchar las protestas callejeras, que han sido reprimidas.

Anuncios

Miguel Díaz-Canel afirmó el lunes que Estados Unidos está tras las manifestaciones históricas ocurridas el domingo en la isla y acusó a Washington de ejecutar una "política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país".

Mientras Washington y la Unión Europea hacían llamados a permitir y escuchar las protestas, el dirigente comunista aseguró que su gobierno está tratando de "enfrentar y vencer" las dificultades ante las sanciones estadounidenses, recrudecidas desde el mandato del expresidente Donald Trump (2017-2021).

"¿Qué quieren con estas situaciones?, provocar estallidos sociales, provocar incomprensiones" entre los cubanos, pero también "el famoso cambio de régimen", denunció el presidente, en un intercambio con algunos periodistas cubanos retransmitido por la televisión y la radio, en una comparecencia de cuatro horas junto a varios ministros.

"Sería un grave error que el régimen cubano interprete lo que está pasando en decenas de ciudades y pueblos en toda la isla como el resultado o el producto de algo que haya hecho Estados Unidos", reaccionó el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Al final de la jornada del lunes, un centenar de personas se manifestaron en el barrio de la Güinera, en La Habana. Enarbolaron consignas de "Abajo el comunismo" y "Patria y Vida", (título de una canción), frente a un numeroso contingente policial que arrestó al menos a cinco personas.

Represión y detención de periodistas

Hartos de la crisis económica, agravada por la escasez de alimentos y medicinas, así como cortes de electricidad durante varias horas al día, miles de cubanos salieron espontáneamente a la calle el domingo en decenas de ciudades del país, al grito de "Tenemos hambre", "Libertad" y "Abajo la dictadura".

El régimen respondió con la movilización armada de policías, militares y llamando a militantes del Partido Comunista cubano a sofocar las protestas.

“Hubo disparos, hubo violencia, hubo represión. Es importante aclarar que en Cuba las únicas armas disponibles están en manos de la policía y las fuerzas armadas, por tanto todos esos disparos que se escucharon solo vinieron de la policía”, informó a RFI una fuente desde La Habana.

“También se está convocando a que las personas miembros del Partido Comunista de Cuba salgan a enfrentar al pueblo, de alguna manera para que se vea que estas protestas son enfrentamientos entre personas revolucionarias y quienes tal vez no están conformes con muchas de las medidas que se han anunciado”, agregó la misma fuente.

Por su parte el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, pidió el lunes al gobierno de Cuba que "permita estas manifestaciones pacíficas y que escuche las manifestaciones de descontento".

El internet móvil, que llegó a Cuba a finales de 2018 y permitió la transmisión en vivo de unas 40 protestas antigubernamentales en toda la isla el domingo, seguía cortado este lunes.

Las calles de La Habana permanecían custodiadas por la policía y elementos del ejército.

Decenas de personas, entre ellos periodistas cubanos independientes, fueron arrestados y sus familiares se presentaron el lunes en los puestos de policía para tener noticias de ellos. Entre los detenidos figura la corresponsal de ABC en Cuba, Camila Acosta, aprehendida tras informar de las protestas.

Apoyo al régimen comunista

Gran defensor de Cuba desde la época soviética, Rusia ha advertido contra cualquier "injerencia externa (...) que favorezca la desestabilización de la situación en la isla".

Otro importante aliado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ofreció el apoyo a su homólogo Miguel Díaz-Canel. "Todo el apoyo al pueblo de Cuba, al gobierno revolucionario de Cuba", indicó.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció enviar ayuda humanitaria a Cuba y rechazó las políticas "intervencionistas", mientras que el mandatario argentino, Alberto Fernández, reclamó que se ponga fin al embargo, al que calificó de "inhumano".

"Todo el apoyo y solidaridad al pueblo cubano, que valientemente pide el fin de una dictadura cruel", escribió, de su lado, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en su cuenta de Twitter.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas