Perú

Pedro Castillo asume presidencia de Perú y promete reforma constitucional

El presidente de Perú Pedro Castillo juramenta al lado de la presidenta del Congreso María del Carmen Alva en Lima el 28 de julio de 2021.
El presidente de Perú Pedro Castillo juramenta al lado de la presidenta del Congreso María del Carmen Alva en Lima el 28 de julio de 2021. AFP - HANDOUT

Pedro Castillo asumió como nuevo presidente de Perú este miércoles. El ex maestro de escuela sin experiencia política comenzó su mandato con un discurso en el que prometió acabar con la corrupción e iniciar un proceso para reformar la constitución.

Anuncios

"Juro ante los pueblos del Perú, por un país sin corrupción y por una nueva Constitución", declaró el nuevo presidente Pedro Castillo en el Parlamento peruano este miércoles 28 de julio, vestido con un traje andino negro y su ya famoso sombrero blanco.

Dijo enviará al Congreso el proyecto de reforma constitucional para cambiar aquella promulgada en 1993 por el entonces mandatario Alberto Fujimori."Tras ser debatido por el Parlamento, esperamos que sea aprobado y luego ser sometido a referéndum popular", dijo el nuevo presidente, cuyo partido solo cuenta con 37 escaños sobre 130.

► Lea y escuche también: "'Hay dudas sobre cuál camino tomará Pedro Castillo en Perú', comenta analista"

Ceremonia simbólica en Ayacucho

Castillo recibió la banda bicolor de la mano de la nueva presidenta del Parlamento, la opositora de centro derecha María del Carmen Alva. La toma de posesión del nuevo coincidió con el bicentenario de la independencia peruana. A la ceremonia asistieron el Rey Felipe VI de España, seis presidentes de la región, el Secretario de Educación de Estados Unidos, Miguel Cardona, y el exlíder boliviano Evo Morales.

Los festejos están previstos hasta el viernes. Este jueves Castillo realiza otra juramentación, esta vez simbólica, en la ciudad andina de Ayacucho. Ahí se libró, el 9 de diciembre de 1824, la batalla que selló la independencia de Perú.  

"El mayor reto de Pedro Castillo será no defraudar a la gente que necesita respuestas rápidas, por falta de trabajo, por hambre o porque se juega la vida debido a la Covid-19", apunta el analista Hugo Otero. Perú ha sido duramente golpeado por pandemia, con más de 195.000 muertes, la mayor mortalidad del mundo en proporción a su población. La larga cuarentena en 2020 provocó la pérdida de dos millones de empleos y una caída del Producto Interior Bruto (PIB) en un 11,12%.

 "Gobernado por un campesino"

Castillo, un ex sindicalista de 51 años que pasó toda su carrera en una escuela rural del norte del país, fue declarado oficialmente ganador de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 6 de junio hace tan solo 10 días. La candidata de la derecha populista, Keiko Fujimori, multiplicó los recursos contra su rival tras una elección muy reñida, retrasando así el anuncio de los resultados durante semanas. "Es la primera vez que este país será gobernado por un campesino", dijo Castillo en su primer discurso como jefe de Estado.

"Durante la campaña electoral se dijo que vamos a expropiar. Es totalmente falso orden", agregó, en un nuevo intento de tranquilizar a los empresarios. Éstos temen un posible giro radical de izquierda en un país marcado por 25 años de políticas económicas ultraliberales.

El viernes 23 de julio, Castillo ya había descartado cualquier deseo de copiar "modelos" extranjeros, insistiendo en que no era ni "chavista" ni "comunista", en referencia a los poderes vigentes en Caracas y La Habana.

Un mandato que comienza complicado

Según Lissell Quiroz, profesora de estudios latinoamericanos en la Universidad de Cergy París entrevistada por RFI, Pedro Castillo tendrá que trabajar con un Congreso en el cual no tiene mayoría. "El inicio del mandato de Pedro Castillo es particularmente difícil porque debe tranquilizar y lidiar con la oposición de derecha que ha aceptado sin convicción el resultado de las urnas. Los peruanos esperan en especial que se mantenga el modelo económico que ha tenido Perú desde finales del siglo XX. Y que no se cambie a un modelo chavista o castrista”, detalla la académica.

Al nuevo presidente también se le ha pedido esclarecer cual va a ser su vínculo con el partido que representó como candidato, Perú Libre, de corte marxista leninista. El dueño de esta formación política Vladimir Cerrón no tiene asignación en el Gobierno. Sus posiciones contra la inmigración y los derechos LGBT han causado polémica en el país.

“Pedro Castillo fue candidato invitado de Perú Libre. Ya se está viendo cierta complejidad entre los cuadros del partido y los cuadros cercanos a Castillo. Vamos a tener que vigilar desde la sociedad civil muy de cerca porque puede tener consecuencias inmediatas sobre la toma de decisión”, explica a RFI Adriana Urrutia, presidenta de la Asociación Civil Trasparencia, agregando que Cerrón tiene cuestionamientos y procesos en curso por corrupción y ha reclamado una cuota de poder.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas