Estados Unidos

Referéndum en California: el gobernador demócrata gana y evita la destitución

El gobernador demócrata Gavin Newsom hablando en San Francisco el 14 de septiembre de 2021.
El gobernador demócrata Gavin Newsom hablando en San Francisco el 14 de septiembre de 2021. Getty Images via AFP - JUSTIN SULLIVAN

Gavin Newsom sigue siendo el gobernador de California, el estado más poblado y rico de Estados Unidos. Menos de una hora después del cierre de las urnas, el martes 14 de septiembre, el "no" había obtenido más del 66% de los votos tras el recuento de más del 60% de las papeletas ya contabilizadas, según CNN y NBC. El demócrata tenía que ganar con mayoría absoluta para evitar la destitución.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Washington, Guillaume Naudin.

Ni siquiera hubo suspenso. Desde los primeros sondeos a boca de urna, era bastante claro de que California seguiría siendo demócrata. Fue una apuesta ganadora para el gobernador Newsom, cuya política muy estricta contra el coronavirus fue inicialmente criticada antes de ser considerada eficaz ante el aumento de la variante Delta.

Otro ganador fue el gobierno federal, que optó por nacionalizar el referéndum, con el apoyo de la vicepresidenta californiana Kamala Harris, y luego del propio presidente Joe Biden, que acudió a denunciar el trumpismo de los oponentes republicanos de Gavin Newsom durante el mitin final de campaña del lunes 13 de septiembre por la noche.

Los republicanos, incluido el muy conservador presentador de radio apoyado por Donald Trump, Larry Elder, perdieron la apuesta. Incluso antes de la votación, Elder denunció fraude, sin ninguna prueba o evidencia concreta, como había hecho el expresidente durante las elecciones presidenciales del año pasado.

Los periodistas conservadores de Fox News llevaban varias semanas hablando sobre el fraude electoral, sin ninguna prueba, según informa nuestro corresponsal en San Francisco, David Thomson.

"Cuidado con el fraude electoral en California porque no sólo afectará a este estado, sino a todas las elecciones futuras", advirtió una presentadora de televisión conservadora.

Amenaza para la democracia

El mensaje de los conservadores es sencillo: en este referéndum sobre la destitución, el demócrata Gavin Newsom sólo podía salvar su puesto de gobernador de California haciendo trampa. La estrategia es idéntica a la de Donald Trump durante las elecciones presidenciales, pero a nivel local.

Desde su residencia en Florida, el expresidente ha multiplicado los comunicados denunciando unas "elecciones totalmente amañadas en California”. Una retórica retomada por Larry Elder: "En mi opinión, todo demuestra que las elecciones presidenciales de 2020 estuvieron llenas de trampas y me temo que esta vez volverán a hacer lo mismo”.

En California, bastión demócrata por excelencia, era difícil imaginar una victoria republicana. Pero Larry Elder amenazó con ir a los tribunales. "Sólo los perdedores lloran el fraude electoral", escribió un columnista de Los Angeles Times, que considera que las acusaciones falaces son una grave amenaza para la democracia.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas