Cuba

Cinco opositores se suman a la huelga de hambre

Guillermo Fariñas, 48, spoke exclusively to RFI from his home in Cuba, where he is on hunger strike
Guillermo Fariñas, 48, spoke exclusively to RFI from his home in Cuba, where he is on hunger strike Reuters
3 min

Disidentes inician la medida tras la muerte del preso político Orlando Zapata, que falleció el martes después de dos meses y medio sin alimentos. Varios gobiernos piden la liberación de presos de conciencia, pero La Habana niega que existan detenidos de este tipo. El presidente brasileño Inacio Lula da Silva se niega a pronunciarse sobre la muerte del opositor.

Anuncios

La huelga de hambre que le costó la vida el martes al preso político Orlando Zapata continúa a través de cinco disidentes cubanos que han decidido continuar con la medida.

Los cuatro prisioneros Diosdado González (de 47 años), Eduardo Díaz (58), Fidel Suárez (49) y Nelson Molinet (45) recluidos en dos cárceles de seguridad de Pinar del Río -150 km al oeste de La Habana-, resolvieron emular a Zapata, quien falleció tras una huelga de hambre de dos meses y medio, informó la Comisión Cubana de Derechos Humanos (CCDHRN).

Un quinto disidente, el ex preso político Guillermo Fariñas, de 48 años, un periodista independiente que ya ha realizado varias huelgas de hambre, se halla en su casa, en Placetas, en la central provincia de Villa Clara, y "se niega incluso a tomar agua" desde la noche del miércoles, añadió la nota.

"Teníamos temor a un efecto dominó, muy peligroso, después del fallecimiento de Zapata. La Comisión se opone a las protestas por huelga de hambre, por el principio de preservar la vida. Además, el gobierno de Cuba no responde humanamente a esta clase de protestas pacíficas", declaró el disidente Elizardo Sánchez, portavoz de la CCDHRN.

González, Suárez y Molinet, quienes cumplen condenas de 20 años, y Suárez, de 21, fueron detenidos en 2003 en la operación de arresto de 75 opositores, sentenciados a largas penas acusados de servir a Estados Unidos, lo que provocó la condena internacional y el congelamiento de las relaciones con la Unión Europea.

"Los cuatro fueron trasladados a celdas de alto castigo y confinamiento solitario", dijo el vocero de la CCDHRN.

Sánchez se mostró especialmente preocupado por Fariñas, quien ha sido detenido en varias ocasiones por su labor opositora, está bajo licencia extrapenal por motivos de salud y ha realizado una veintena de huelgas de hambre, una de las últimas de varios meses para reclamar acceso a internet.

Zapata, de 42 años, detenido en 2003 y quien cumplía una suma de 32 años de condenas por desacato a las autoridades, desorden y otros cargos, murió el martes en un hospital de La Habana y su cuerpo fue trasladado a la ciudad de Banes, en la provincia de Holguín, donde fue sepultado el jueves.

Lula prefiere no opinar

Varios gobiernos reclamaron tras la muerte de Zapata la liberación de presos políticos, pero La Habana asegura que existan detenidos de este tipo. Según las autoridades, estos individuos fueron encarcelados por representaban un peligro para la seguridad del Estado y de la población.

Por su parte, el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, no quiso pronunciarse, este viernes en San Salvador, sobre la muerte del preso político cubano Orlando Zapata, cuando se encontraba de visita en Cuba.

"No podemos juzgar a un país o la actitud de un gobernante en función de la actitud de un ciudadano que decide empezar una huelga de hambre", respondió Lula a la única pregunta de un periodista luego de firmar acuerdos de cooperación con el presidente salvadoreño Mauricio Funes.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas