México

Eligen gobiernos bajo la sombra de la violencia

Patrulla de soldados mexicanos en Ciudad Victoria, el 2 de julio de 2010.
Patrulla de soldados mexicanos en Ciudad Victoria, el 2 de julio de 2010. AFP FOTO/Luis Acosta
Texto por: RFI
4 min

Los mexicanos designan este domingo gobernadores en 12 estados y autoridades locales en 14 distritos. Los comicios se producen en medio de una ola de intimidación del crimen organizado y de polémicas alianzas para frenar el resurgimiento del PRI. Estas elecciones son además un termómetro de cara a las presidenciales de 2012.

Anuncios

Escuche el informe de Patrick John Buffe, corresponsal de RFI en México.

Unos 30 millones de mexicanos habilitados para votar tienen este domingo cita con las urnas para elegir en 14 distritos a legisladores locales, alcaldes y a gobernadores en 12 estados. Estos comicios, que sirven para medir fuerzas antes de las elecciones presidenciales de 2012, se llevan cabo tras una campaña marcada por la violencia vinculada al crimen organizado. 

La votación se produce menos de una semana después del homicidio de Rodolfo Torre Cantú, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) favorito para ganar la gobernación de Tamaulipas (noreste). El asesinato de Torre Cantú, que pereció junto a cuatro personas más tras caer en una emboscada, fue precedido del de un candidato a alcalde y de su hijo, militantes del Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenece el presidente Felipe Calderón.

En este marco de intimidación, unos 562 funcionarios electorales han renunciado a sus cargos por temor en las ciudades de Altamira, Tampico y Ciudad Madero, ubicadas sobre la costa del Golfo de México en Tamaulipas.

En la ciudad de Reynosa, también fronteriza con la estadounidense McAllen, más de 140 funcionarios de centros de votación también abandonaron su participación en los comicios, indicó Francisco Javier Tejeda, presidente del consejo municipal electoral.

En el estado de Sinaloa (noroeste), las autoridades electorales decidieron suprimir dos centros de votación por que “no existen condiciones” para que se lleve a cabo la votación con normalidad.

Pero no sólo la violencia marca estas elecciones donde se juzga la política de seguridad pública de Calderón. Estos comicios llegan marcadas por polémicas alianzas. Ante el resurgimiento del PRI en las elecciones parlamentarias y estatales del año pasado, los conservadores oficialistas del PAN han sellado en cinco estados acuerdos con el principal referente de la izquierda opositor a nivel nacional, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), del cual una parte no reconoce a Calderón como presidente.

La estratégica para impedir que arrase el PRI en esos distritos, ha generado disensiones en las filas de estos partidos, llevando incluso a la dimisión del secretario mexicano (ministro) de Gobernación.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas