Chile

Localización de mineros podría tomar una semana

Compañeros y familiares de los mineros aislados montan guardia en el exterior de la boca de la mina,  en Copiapó.
Compañeros y familiares de los mineros aislados montan guardia en el exterior de la boca de la mina, en Copiapó. Photo: Reuters

Las posibilidades de encontrar una solución rápida para tomar contacto con los 33 mineros atrapados en la mina San José podría tomar más de una semana. Así lo ha anunciado a los periodistas el ministro de Minería chileno, Laurence Golborne. “Queremos ser realistas: las posibilidades de una solución rápida son escasas”, ha confirmado a la prensa Alejandro Bohn, el director general del grupo San Esteban y gerente de la mina de San José, ubicada en el desierto de Atacama, a 850 kilómetros al norte de Santiago, la capital chilena.

Anuncios

Bohn ha declarado que la prioridad hasta el momento es encontrar una alternativa para poder localizar a las personas atrapadas.
El sábado se produjeron nuevos derrumbes que complicaron el rescate de los mineros. Los rescatistas habían ingresado por un ducto de ventilación pero nuevos desprendimientos de terreno bloquearon la vía. Así lo reconoció entre lágrimas el propio Ministro de la Minería, Laurence Golborne. "El problema es que no se conoce la situación de los mineros pues la comunicación está cortada", ha dicho.

Escuche el testimonio del Comandante de bomberos Humberto Espejo, coordinador de la operación.

También explicó detalles de la operación frustrada: "Por la chimenea por donde se estaba bajando, se produjo una expansión que provocó derrumbes, por lo tanto los rescatistas tuvieron que salir rápidamente para poner en resguardo sus vidas. Esto obviamente bloquea esta posibilidad de entrada. Estamos con todo el equipo técnico tratando de buscar otros mecanismos técnicos para resolver esto", contó.

Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera llegó el sábado en la noche al yacimiento, donde se reunió con quienes lideran los equipos de rescate y además con un grupo de familiares de los mineros atrapados, según reportó la televisión local. Para eso tuvo que abandonar Bogotá, adonde había viajado para presenciar la asunción del mando del nuevo presidente Juan Manuel Santos.

“Vamos a hacer todos los esfuerzos posibles para rescatar con vida a los 33 mineros. La situación no es fácil y quiero hablar con la verdad: esto no está sólo en nuestras manos, sino en las manos de Dios y quiero pedirle que nos ayude y esto termine sin pérdida de vidas", dijo Piñera al arribar a Chile.

Las esperanzas siguen centradas en que los mineros estén guarecidos en un refugio ubicado en la parte más profunda de la mina, dotado de comida, abrigo y oxígeno. "Estamos muy confiados, pero no tenemos certeza de que nuestros trabajadores hayan seguido el procedimiento y estén ahí", dijo Alejandro Bohn.

Mientras tanto, los familiares siguen aguardando en las afueras del yacimiento soportando el frío de la noche y el sol del desierto, y protestaron por la demora en las labores de rescate, retrasadas por el nuevo derrumbe."Si no se apuran van a sacar a todos muertos", dijo la hermana de uno de los mineros atrapados. Otros se quejaron por que Piñera no los atendió a todos.

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas