Cuba

Fidel Castro cumple 84 años y vuelve al ruedo

El líder histórico de Cuba regresó al Parlamento cuatro años después, de camisa verde olivo, pero sin insignias militares.
El líder histórico de Cuba regresó al Parlamento cuatro años después, de camisa verde olivo, pero sin insignias militares. Photo: Reuters

Este 13 de agosto Fidel Castro cumple 84 años. Leyenda viva de la historia política de América Latina, controvertido líder máximo de la revolución cubana de 1959, el ahora ex presidente cubano, está repuesto de los problemas de salud que le obligaran a dejar el poder a su hermano Raúl. Y no pasa día sin que haga alguna aparición pública.

Anuncios

Escuche el informe sobre el aniversario de Fidel Castro

Desde que asumió el poder, hace ya más de cincuenta años, Fidel Castro ha cosechado la admiración de unos y el odio de otros. Enemigo público de los Estados Unidos desde que proclamó en Cuba el comunismo inmediatamente después de la revolución de 1959, Fidel Castro encontró en la década de los sesenta numerosos apoyos y fieles admiradores en las luchas guerrilleras y sociales en todo el mundo. Años álgidos de combates anticoloniales y antiimperialistas en Asia, África o America Latina.

La ausencia de un verdadero desarrollo económico y la ulterior decadencia de esa Revolución cubana dependiente de la ayuda del bloque comunista, condujo al desarrollo de una burocracia de privilegiados en el seno del régimen castrista y el admirado Comandante se convirtió con el tiempo en despótico presidente. En la opinión internacional, muchos intelectuales y dirigentes de izquierda que apoyaron en su día la revolución contra el régimen de Fulgencio Batista, son ahora muy críticos y condenan el ostracismo político de los hermanos Castro.

La persecución de los disidentes políticos en Cuba y la censura política en vigor en la isla han sido muy criticadas por la derecha europea, que considera a Fidel Castro un dictador, pero también por la izquierda que reclama el respeto en Cuba de los derechos humanos, la evolución hacia una democracia multipartidista y la liberación de todos los presos políticos.

El embargo económico decretado por el gobierno norteamericano contra la Isla de Cuba ha sido para el régimen de Castro la mejor excusa para impedir toda evolución política del sistema. Todos los observadores esperaban su desaparición para ver por fin una evolución del sistema, pero el líder máximo, aunque ha cedido formalmente el poder a su hermano Raúl, sigue puntuando con sus apariciones la vida política de la isla.

Este mes de agosto Fidel Castro presentó un libro de memorias titulado “La victoria estratégica”, cuya publicación coincide con este 84° cumpleaños. La oposición anticastrista ve en este libro una tentativa de Castro para hacer perdurar su imagen de “héroe de la patria”, una imagen sin embargo muy descolorida y desvalorizada con el paso de los años. La prensa oficial cubana presenta por su parte esta obra como una herencia indispensable para las nuevas generaciones. El libro de 900 páginas acaba de salir a la venta en La Habana.

Desde que el poder oficial quedó en manos de Raúl Castro en julio del 2006, Fidel Castro, aún enfermo, ha multiplicado sus apariciones esporádicas para evitar que sus enemigos puedan servirse del carácter simbólico y real que tendrá su definitiva desaparición.

El pasado sábado hizo su primera aparición en el Parlamento desde hacía cuatro años. A sus 84 años de edad y muy disminuido en sus funciones, Fidel Castro acaba de recibir en La Habana a la senadora colombiana Piedad Córdoba para discutir del proceso de paz en dicho país. Otras de las apariciones de Castro fueron sus encuentros con el presidente venezolano Hugo Chávez, en el que ha encontrado un aliado inesperado en esta época de aislamiento internacional.

¿Y después de Castro qué? Es la pregunta que se hacen hoy todos los observadores políticos en el mundo. Por el momento, detrás de Castro hay otro Castro, pero más allá del poder personal de un hombre o de una casta en el poder, lo que se plantea hoy en Cuba es la cuestión esencial de su evolución económica. El 90 % de su economía está en manos del Estado y la ausencia de crecimiento económico es dramática para la población.

Solo el acceso al dólar en el mercado negro y el dinero procedente de los cubanos del exterior permiten sobrevivir a una economía asfixiada y dependiente sobre todo del turismo. La cosecha de caña de azúcar, que fue antaño un pilar de la economía cubana, ha sido este año la peor desde hace un siglo en Cuba.

Sin anunciar grandes cambios, el presidente Raúl Castro acaba de afirmar en el parlamento que habrá próximamente una “actualización del modelo socialista”, lo que podría implicar menos restricciones para los trabajadores independientes. Una medida que lo más optimistas ven como una puerta entreabierta a la creación de pequeñas o medianas empresas.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas