CHILE

Se agrava la salud de los mapuches presos en huelga de hambre

Una manifestación a favor de los mapuches en Santiago de Chile, 1 de septiembre de 2010.
Una manifestación a favor de los mapuches en Santiago de Chile, 1 de septiembre de 2010. ©Reuters

Llevan 52 días de protesta, una “etapa crítica”, según los médicos, en la que ya pueden empezar a verse afectados “órganos vitales”. El ministro del Interior de Chile les ha pedido que abandonen la huelga. Ha anunciado una revisión legislativa para acotar los límites de la justicia militar, por la que están siendo juzgados

Anuncios

Veintidós de los 32 mapuches presos que están en huelga de hambre en Chile completaron 52 días de protesta en condiciones críticas, y uno de ellos debió ser hospitalizado este miércoles por sus problemas de salud, según ha confirmado un portavoz de los familiares a la agencia francesa de noticias AFP.

"Felipe fue internado al hospital en dos oportunidades (...) Estábamos de visita en la cárcel y se desmayó. Lo estabilizaron en el hospital y lo devolvieron a la cárcel", explicó su hermano. Otros tres de sus compañeros también han tenido que recibir asistencia médica ya.

El conflicto con las autoridades se sigue agravando. Al menos tres mil personas marcharon el miércoles por el centro de la capital chilena en protesta por los 32 presos mapuches encarcelados y por el fin de la actual ley antiterrorista y para suprimir la aplicación de la justicia militar en el caso. Los indígenas protestan desde hace varios años para exigir la devolución de las tierras de sus ancestros en el sur de Chile.

Los indígenas están procesados y algunos condenados por su presunta implicación en ocupaciones ilegales de tierras e incendios de instalaciones agrícolas, en el marco del llamado "conflicto mapuche", que enfrenta a comunidades indígenas con empresas agrícolas o forestales de La Araucanía.

La ley antiterrorista bajo la que están siendo procesados todos los huelguistas data de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y permite el encarcelamiento de sospechosos mientras son juzgados sin un límite de tiempo. En caso de ser hallados culpables la norma permite triplicar la condena que reciban.

Hace unos días la Corte de Apelaciones autorizó a los funcionarios penitenciarios a usar la fuerza, en caso de ser necesario, para alimentar a los huelguistas. Puede que el momento se acerque, ya que, a pesar del llamamiento del ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter para que detengan la huelga no parecen dispuestos y a partir de ahora pueden presentarse complicaciones en su salud.

"(Los mapuche) ya entran en una etapa crítica, donde probablemente van a perder más tejido muscular y quizá en los próximos días ya se empiezan a resentir los órganos nobles", como riñones, hígado y corazón, explicó a Radio Cooperativa otra de las familiares de los huelguistas, María Tralcal, citando informes médicos.

El ministro Hinzpeter intentó mostrarse conciliador explicando que uno de los proyectos de ley busca "reformar y acotar el funcionamiento de la justicia militar" en los casos que corresponda, algo que el dirigente mapuche José Nain valoró este miércoles positivamente. Ojalá esto "sea a la brevedad y no consigamos que se siga agravando el estado de salud de los presos políticos mapuches", dijo. La cuenta atrás, en cualquier caso, ha comenzado.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas