Argentina

La justicia confirma condena a 15 años contra sacerdote pedófilo

Grassi, en su Fundación, antes de la cámara oculta que destapó su perfil de violador de menores, confirmado por la Justicia.
Grassi, en su Fundación, antes de la cámara oculta que destapó su perfil de violador de menores, confirmado por la Justicia. Felices los Niños

Es la confirmación de una condena contra Julio César Grassi, aunque seguirá en libertad. Está acusado de abuso sexual y corrupción agravada de menores cuando estaba al frente de una fundación de niños desamparados. La alta jerarquía de la Iglesia argentina nunca se manifestó sobre el caso.

Anuncios

El Tribunal dio por comprobada la denuncia efectuada por el menor "Gabriel" -abuso sexual y corrupción de menores-, aunque el cura fue absuelto de otros 15 cargos presentados por otros menores querellantes, "Ezequiel" y "Luis".

“La Sala Segunda de la Cámara de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires confirmó este martes el fallo que en junio de 2009 condenara al sacerdote Julio César Grassi a 15 años de prisión por dos hechos de abuso sexual y corrupción de menores agravados", según señaló el Centro de Documentación Judicial de la Argentina.

El caso Grassi estremeció a la sociedad argentina acostumbrada a su figura por sus frecuentes apariciones en los medios de comunicación para recabar apoyo financiero para la fundación, incluso en una campaña que llevó adelante uno de los programas de televisión más vistos por entonces. El sacerdote tenía además fuertes vínculos con el poder político en los años 1990.

Pero gracias a una cámara oculta cayó en desgracia. El escándalo salió a la luz en 2002 cuando un joven de 19 años contó en un programa de televisión que había sido sometido sexualmente por Grassi cuando tenía 15 años y vivía en la Fundación. El cura se entregó en vivo ante las cámaras de televisión. El juicio comenzó en agosto de 2008.

La condena le había sido impuesta por unanimidad en un juicio que se ventiló en el tribunal de Morón, en la periferia oeste de Buenos Aires, en el que la fiscalía y la querella habían solicitado una pena de 37 años de prisión tras escuchar los relatos de 130 testigos en nueve meses de proceso.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas