Colombia

Ingrid Betancourt promociona su libro en EE.UU.

Ingrid Betancourt habló en Washington ante la prensa, el 22 de septiembre.
Ingrid Betancourt habló en Washington ante la prensa, el 22 de septiembre. Foto: Isabel C. Morales/RFI

La ex candidata presidencial de Colombia Ingrid Betancourt presentó su autobiografía “No hay silencio que no termine" en el show de Oprah Winfrey como parte de su gira estadounidense. La crónica desde Washington de la corresponsal de RFI.

Anuncios

 

Betancourt estuvo secuestrada por más de seis años secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En su libro relata sus años de dolor, angustias, rabias, enfermedades y sus ganas interminables por escapar.

“Yo escribí este libro por mis hijos”, dijo Betancourt asegurando que es la manera de contarles lo que sucedió en su vida mientras ellos estaban creciendo en la ausencia de su madre, también lo hizo para dar testimonio y porque es una manera de darle sentido a su vida.

Pero en medio de lágrimas y de largas pausas mientras presentaba su libro en el Club Nacional de Prensa en Washington, enfatizó que no le gusta que en su propio país, en Colombia, se diga que ella fue la culpable de su secuestro.

“Quiero ser muy clara en esto porque los únicos responsables de mi secuestro fueron las FARC. No estoy diciendo que el Gobierno en ese momento de mi secuestro fue responsable, pero no acepto que digan que sólo yo fui la responsable de mi propio secuestro”, dijo.

Según ella no tuvo la seguridad necesaria en el momento que la secuestraron, le quitaron los guardaespaldas, y que el gobierno no la apoyó completamente.

"Si (la zona) era tan peligrosa y si se trataba de una zona de guerra, como dicen que me advirtieron, su obligación era no dejarme pasar por el control militar”, dijo.

 “Estoy muy dolida con Colombia, por que creo que fue injusto, fue injusto, creo que mi familia y todos hemos sufrido mucho”, dijo Betancourt.

La colombo-francesa se defendió también de las críticas que le hacen en Colombia por haber buscado demandar al gobierno de Colombia por más de seis millones de dólares, pero dijo que en este momento no aceptaría ninguna compensación aunque fuera el doble.

“Yo creo que las victimas de terrorismo necesitan una compensación”, dijo.

Betancourt también se presentó en uno de los programas de televisión más reconocidos en EE.UU., el show de Oprah Winfrey, donde reconoció que a veces fue egoísta y arrogante con sus compañeros de cautiverio y también confesó que se enamoró de Mark Gonsálves, uno de los tres estadounidenses también retenidos por las FARC, pero no dijo si aun continúan juntos.

Betancourt fue secuestra en el 2002 cuando era candidata presidencial mientras visitaba la zona de “distensión” mientras se llevaron a cabo las fallidas conversaciones de paz en el gobierno de Andrés Pastrana, y fue rescatada en el 2008.

Betancourt también hizo un llamado para que no se olviden de los demás secuestrados que pasaron con ella días y noches, y que aún están privados de la libertad. “Si nosotros no sentimos ese dolor y nos desconectamos y si los olvidamos es como si los enterramos en vida”.

Betancourt también recalcó que por hora no quiere hacer política ni en Colombia ni en Francia, pero no descartó la idea de hacerlo en el futuro.

 
 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas