EEUU

EEUU condena al canadiense detenido con 15 años en Afganistán

Ilustración del aspecto actual de Omar Khadr, el 'niño soldado de Guantánamo'.
Ilustración del aspecto actual de Omar Khadr, el 'niño soldado de Guantánamo'. ©Reuters

La condena es de 40 años, pero fruto de un acuerdo que le obligaba a declararse culpable sólo cumplirá ocho. El conocido como ‘niño soldado de Guantánamo’ lleva ocho años en la controvertida base militar: cumplirá un año más de condena allí y otros siete en Canadá.

Anuncios

 

Un jurado militar de Guantánamo ha condenado a 40 años de cárcel a Omar Khadr, conocido como el niño soldado de esa cárcel militar, acusado de matar a un soldado de Estados Unidos en Afganistán cuando tenía 15 años.

Sin embargo, la condena no se cumplirá en su totalidad, ya que Khadr cumplirá sólo ocho años, por un acuerdo judicial que le obliga a declararse culpable a cambio de no cumplir la pena integra. "Realmente siento mucho el dolor que le causé a usted y a su familia", dijo Khadr a la viuda del soldado. "Desearía poder hacer algo para quitarle su dolor". Las palabras de arrepentimiento suavizaban la condena.

Khadr, de nacionalidad canadiense, ha permanecido los últimos ocho años internado en la controvertida base militar, se ha declarado culpable de cinco crímenes de guerra y su abogado militar negoció que el joven sea enviado en el plazo de un año a Canadá y cumpla allí los siete años restantes. Entre otros, se le acusaba de matar con una granada a un soldado estadounidense en Afganistán.

Todo el proceso ha estado envuelto en una fuerte polémica, por su condición de menor en el momento de su detención (hoy tiene 24 años) y por las circunstancias que la rodearon.

Durante el juicio su defensa aseguró que no se probó que él  mató al soldado y apuntó a que sus confesiones cuando fue detenido se realizaron bajo torturas. En todo caso, fueron en unas condiciones que serían difíciles de aceptar en un tribunal común y no militar. Era “un niño asustado, ensangrentado y ciego por la metralla” en el momento de su detención, aseguró un testigo en el inicio del juicio.

El juez militar, el coronel Patrick Parrish, admitió como válida la confesión, a pesar de que la realizó con dos disparos en el cuerpo, uno en el ojo y otro en el hombro, según los informes médicos.

La organización Amnistía Internacional condenó la forma en la que se ha celebrado el juicio. “Tras ocho años ignorando sus obligaciones de derechos humanos, EEUU ahora juzgará a Omar Khadr en un proceso que no cumple con las normas internacionales sobre juicios justos”, sostuvo, cuando se inició el proceso, Rob Freer, investigador sobre EEUU de la ONG.

En cualquier caso, el condenado pasará un año más en Guantánamo y luego siete años más en prisión en Canadá, según los medios canadienses.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas