Isla Calero

Costa Rica da 48 horas a Nicaragua para retirar las tropas

José Miguel Insulza antes de ir a inspeccionar la zona fronteriza, Aeropuerto Tobías Bolaños de San José, 8 de noviembre de 2010.
José Miguel Insulza antes de ir a inspeccionar la zona fronteriza, Aeropuerto Tobías Bolaños de San José, 8 de noviembre de 2010. ©Reuters

La OEA propone a los dos países retomar el diálogo bilateral y recomendó que se abstengan de tener presencia militar o policial en el área conflictiva, la diminuta isla Calero, en la desembocadura del fronterizo río San Juan. Nicaragua argumenta que hay militares desplegados en la zona para luchar contra el narcotráfico pero niega que estén en territorio costarricense.

Anuncios

El canciller costarricense René Castro espera que Nicaragua acoja la propuesta del secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza en un plazo de 48 horas, de lo contrario pedirá una reunión de cancilleres para tomar medidas.

La manzana de la discordia se llama isla Calero y está en la desembocadura del río fronterizo San Juan. Para los nicaragüenses la presencia de sus tropas militares en esos parajes responde a la lucha contra el narcotráfico pero desde su territorio, niegan las acusaciones de Costa Rica que asegura que han invadido su territorio.

José Miguel Insulza explicó este martes en la OEA en Washington su viaje del fin de semana a la zona y afirmó que en la desembocadura del río San Juan no hay ninguna “base militar”.

Los costarricenses van más allá y sostienen que el dragado que está haciendo Nicaragua en el río San Juan “no es para limpiar el río” sino “el cambio de su cauce para apoderarse de territorios que son costarricenses y que nunca han estado en disputa”, dijo el canciller. El vicecanciller nicaragüense, Valdrack Jeanking, dijo por su parte que su país tiene derecho a dragar al río para que sea navegable.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas