Estados Unidos/Inmigración

El 'Dream Act' salta el primer obstáculo

Tras su paso por la Cámara de Representantes, la norma debe ser aprobada por el Senado.
Tras su paso por la Cámara de Representantes, la norma debe ser aprobada por el Senado. ©Wikipedia
Texto por: RFI
8 min

La Cámara de Representantes aprobó este miércoles, en Washington, el proyecto de ley destinado a legalizar a unos dos millones de estudiantes indocumentados. La propuesta será sometida a voto este jueves en el Senado.

Anuncios

Escuche a Eugenio Villasante, portavoz de la Unión Internacional de Empleados de Servicio

La iniciativa Dream Act, defendida por los demócrata en el Congreso estadounidense para regularizar a los jóvenes indocumentados que entraron a Estados Unidos acompañando a sus padres y que disponen de un buen historial académico, pero que no pueden entrar en la Universidad ni enrolarse en las Fuerzas Armadas, fue propuesta por primera vez en el año 2001.

 
Tras un intenso debate, la Cámara de Representante finalmente avaló el proyecto de ley con un estrecho margen de 18 votos, 216 a favor y 198 en contra.

La bancada Republicana rechazó la pequeña victoria en la Cámara Baja con el argumento de que detrás de ésta legislación existe una “amnistía emboscada” para más de 2 millones de hijos de indocumentados.

“Muchos de ellos llegaron al país cuando eran menores de 16 años, conocen a Estados Unidos como su país y en mucho casos no hablan el idioma de sus padres. Algunos se encuentran en proceso de deportación a países que no conocen”, declaro a RFI Eugenio Villasante, portavoz de la Unión Internacional de Empleados de Servicios (SEIU).

“Grupos como el SEIU y asociaciones comunitarias consideran que esto es una injusticia y el Dream Act se concibió como una ley que garantizaría que estos jóvenes puedan en un futuro contribuir con todo su potencial”, añadió Villasanta.

El Dream Act implica un interés económico para Estados Unidos. Según estimaciones de la Oficina del Presupuesto del Congreso, las arcas públicas recibirían a los largo de diez años unos 2.300 dólares suplementarios gracias a los impuestos de los jóvenes que podrían entrar en el mercado laboral con toda legalidad.

El futuro del Dream Act se jugará este jueves en los curules del Senado.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas